El registro de pisos turísticos se dispara: un 70 % más en apenas 12 meses

Solo entre abril y mayo de este año se incorporaron 545 residencias. Ya hay más de 8.500 viviendas registradas con 43.000 plazas, cerca ya de alcanzar las plazas hoteleras en la comunidad


Redacción

La norma que regula las viviendas de uso turístico entró en vigor hace dos años, y su cifra no deja de crecer en Galicia. En marzo del 2018, un año después de que comenzase el registro, eran ya 5.000 los pisos y casas que habían entrado en la lista oficial de la comunidad. Pasados doce meses más, a comienzos de abril del 2019, figuraban en el registro de la Xunta 7.996 residencias. Era una cifra previa a la Semana Santa, con lo cual se había notado el tirón de aquellos que habían dejado este requisito hasta última hora. Pues bien, en los últimos dos meses, abril y mayo, las altas se han vuelto a disparar. En 60 días, se han incorporado al Registro de Empresas y Actividades Turísticas (REAT) 545 viviendas más. Es decir, se han dado de alta más de nueve propiedades al día.

Los datos oficiales más recientes son del 1 de junio. En Galicia hay 8.541 viviendas registradas, un 70 % más que hace 14 meses.

Todas estas casas, destinadas fundamentalmente para las vacaciones, aglutinan más de 43.139 plazas para el turismo. Un auténtico caladero de visitantes, hasta hace dos años sin regular, que no está lejos de la oferta de plazas de los hoteles en nuestra comunidad. Galicia tiene poco más de 900 establecimientos, que suman algo más de 55.000 plazas.

Pontevedra, el motor

Pontevedra despunta en número de licencias. En solo dos meses, en la provincia han pasado de contar con 3.785 viviendas de uso turístico a 4.028. Son 243 más. Y es que en la provincia hay un motor que a día de hoy parece imparable. El concello de Sanxenxo es, con diferencia, el municipio gallego con más viviendas vacacionales en alquiler. Este concello pontevedrés tiene 1.629 registradas. Desde el pasado mes de abril son casi 300 más.

Sanxenxo es, con diferencia, el concello con más viviendas: son 1.629 las registradas Ana y su familia comenzaron a alquilar una vivienda en Noalla hace solo un año. Tenían presente que el registro era obligatorio si querían destinar la casa a uso vacacional. «Antes era nuestra vivienda y ahora estaba desocupada. ¿Por qué vamos a estar perdiendo dinero? Además, creo que si todo esto están bien regulado, mejor», explica. Su coqueta vivienda está cerca de la playa y tiene dos dormitorios. Para julio y agosto solo les quedan días sueltos. Cinco noches en esta vivienda salen por 425 euros. En este caso, la gestión la hace directamente la familia.

Otras viviendas de uso turístico están en manos de profesionales. Alquilan casas de aquellos que las han comprado como inversión. «Si el alquiler era profesional, los pisos ya estaban registrados en una lista antigua. Eso se paró y hace dos años lanzaron esta novedad. A nosotros nos parece bien, que esté todo en orden, que se cumplan unos requisitos mínimos. Nos da la sensación de que la gente que alquila quince días al año no los registra». Lo dice un agente que lleva dos décadas en el negocio en la zona de Sanxenxo. «Me preocupa que digan que los precios se están disparando. Son muy parecidos a los de hace diez años. Nosotros alquilamos a una media de 1.500 euros la quincena. En julio, los puedes encontrar por 900 con dos habitaciones. Al final, si lo comparas con un hotel, siempre es más económico», sentencia.

La cambadesa Ana Fraga decidió invertir hace un año en un apartamento en Sanxenxo. Lo tiene en alquiler es una famosa plataforma para poder pagar la hipoteca y los gastos. Su caso es diferente. Ella y su familia están emigrados en Suiza. «Me encanta la zona y quiero usarlo cuando voy a Galicia de vacaciones a ver a mi familia. Normalmente vamos una semana al año. Dejé de ir en agosto porque Sanxenxo es una locura. En invierno tenemos poca demanda, pero en verano es total. El año pasado, la web no lo dio de baja en nuestros días de julio y, cuando fuimos nosotros, nos tuvimos que alojar en un hotel. Mi casa estaba alquilada», explica entre risas.

«El año pasado la web no dio de baja la vivienda y mi familia tuvo que ir de hotel»

Sanxenxo bate récords, pero toda la zona de O Salnés sigue el ritmo: en la vecina O Grove tienen 281 viviendas disponibles. Casi 30 más que hace dos meses. En Poio hay poco más de 200. También llaman la atención los números de O Morrazo. Entre Cangas y Bueu tienen casi 400 propiedades en alquiler.

«Agora alugamos a casa enteira. Antes valía por habitacións»

El registro de viviendas de uso turístico reflejan las dos realidades de Galicia. Las provincias atlánticas suman más de 7.100 casas registradas, frente a las 1.350 de Lugo y Ourense.

A Coruña ocupa el segundo lugar de este particular ránking. En los últimos 60 meses, la provincia ha sumado 217 viviendas más. Los grandes motores son A Coruña, pero sobre todo Santiago de Compostela. En la capital de Galicia no deja de crecer la oferta y suma ya más de 500 fincas registradas.

La costa no mueve los números de Pontevedra, pero tiene sus bastiones en lugares de veraneo de referencia en puntos de la Costa da Morte, como Fisterra o Carnota, o de la comarca de Barbanza, como Porto do Son o Ribeira.

En la provincia de Lugo, la costa vuelve a marcar el ritmo. La capital no pasa de las 80 viviendas registradas en la lista oficial, mientras que en A Mariña, localidades como Barreiros o Foz van a comenzar el verano con una oferta de más de 500 viviendas vacacionales. En la última basta una simple búsqueda por las plataformas web más conocidas para comprobar que apenas quedan días libre en julio y agosto. Un piso con dos dormitorios, cerca de las playas, se mueve entre los 70 y los 90 euros la noche.

En el caso de Ourense, su gran potencial es la capital. En este principio de junio, la cidade das Burgas superaba por primera vez la barrera del centenar de viviendas registradas. En el resto de concellos de la provincia, ni se acercan. En Carballeda de Avia, por ejemplo, solo consta una casa en el registro oficial de viviendas de uso turístico. Es la Casa da Solaina y está en este negocio desde hace nueve años.

Diferentes condiciones

«Comezamos cando se reformou. Era a vivenda do meu avó. Ao quedar baleira pensamos que podíamos dedicala ao turismo», explica Eva, de esa Casa da Solaina. Esta familia ha cambiado la propiedad de categoría este mismo año. Se han sumado al registro de viviendas de uso turístico y aún no saben cómo les va a resultar. «Sabemos que somos os únicos da zona con rexistro. Se hai alguén clandestino xa non o sei. Nós eramos pensión residencia. Podiamos alugar por habitación. Agora estamos collendo un perfil distinto de cliente porque temos que alugar a casa enteira e ten capacidade para dez persoas». Esta joven hace referencia al principal requisito de esta categoría. Las viviendas de uso turístico son las cedidas a terceras personas, de manera reiterada a cambio de una prestación. La estancia tiene que ser corta -menos de 30 días- y tienen que estar equipadas y amuebladas.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El registro de pisos turísticos se dispara: un 70 % más en apenas 12 meses