Galicia, a un paso de cumplir las normas de calidad del agua que la UE marcó hace 28 años

La Xunta presentará en breve una ley para garantizar el abastecimiento en caso de sequía

Ethel Vázquez durante su comparecencia en la cámara gallega
Ethel Vázquez durante su comparecencia en la cámara gallega

Redacción / La Voz

Galicia está a un paso de que sus aglomeraciones urbanas cumplan las directivas del agua fijadas por Bruselas en 1991 y en el 2000, lo que redunda en una mejor calidad de las masas de agua de las rías y ríos gallegos. La comunidad pasó de tener en el 2007 un 52 % de zonas urbanas con sistemas de saneamiento adaptados a la normativa europea al 91 % actual. Es lo que la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, definió como un «salto de xigante» en la gestión del agua, durante su comparecencia en el Parlamento gallego. Recién asumida esta competencia tras la remodelación del Ejecutivo gallego, Vázquez explicó que Galicia alcanzó «en 10 anos» la capacidad para depurar las aguas de 3,3 millones de habitantes equivalentes, frente a los 1,8 millones del 2009. Este esfuerzo ha supuesto un desembolso en estos años de unos mil millones de euros y ha permitido que a día de hoy el 76 % de las masas de agua de las rías estén «en bo estado», frente al 67 % de hace un decenio.

El objetivo de cumplir con los parámetros de calidad del agua de la UE y lograr el saneamiento integral de las rías es ambicioso, así que la conselleira pidió la colaboración de los concellos, dando a entender que algunos no cumplían. Esto provocó la reacción airada de parlamentarios de otros partidos, aunque Ethel Vázquez matizó que su objetivo es ayudar a los municipios «que teñen dificultades».

En paralelo, la Xunta prepara una ley y un modelo de respuesta para actuar frente a las consecuencias del cambio climático, especialmente contra los episodios de sequía -como el reciente del 2017- y de inundaciones. El Consello de la Xunta aprobará esta nueva normativa en las próximas semanas y obligará a los municipios a contar con planes de emergencia ante la sequía. Por el momento no hay ninguno que lo tenga, pese a que los de más de 20.000 habitantes ya están obligados.

«A falta de auga non é algo ao que esteamos afeitos en Galicia, pero o cambio climático fai que este asunto vaia cobrando relevancia», dijo Ethel Vázquez, un diagnóstico que compartió la diputada socialista Patricia Vilán, que reclamó «unha lei de transición hidrolóxica» para Galicia. «Necesitamos medidas xa para que non se repita o que pasou no 2017», dijo Vilán.

Marcos Cal, de En Marea, diagnosticó que el Gobierno gallego «non o está a facer ben» en materia de gestión de agua, y puso como ejemplo la posibilidad de que se depositen en la isla de Sálvora los lodos procedentes del dragado de la ría de Pontevedra.

El diputado del BNG jugó con las siglas del PP para resumir la política del agua de la Xunta «na dobre P: parálise e propaganda».

La Xunta neutralizó 487 puntos de vertido en las rías, pero todavía quedan cerca de 300

Pablo González

En los últimos cinco años se subsanaron 222 y hay otros 84 que están siendo investigados

El problema de la contaminación en las rías no solo preocupa a las Administraciones gallega y española. También Bruselas está vigilante con el cumplimiento de la directiva del agua comunitaria en unas zonas de gran interés medioambiental. El Plan de Control de Vertidos de Augas de Galicia, organismo que ahora depende de la Consellería de Infraestruturas, ha logrado neutralizar 487 puntos de vertido en las 18 rías gallegas en el último decenio. De ellos, un total de 222 se subsanaron en los últimos cinco años después de las inspecciones realizadas por los funcionarios autonómicos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Galicia, a un paso de cumplir las normas de calidad del agua que la UE marcó hace 28 años