PSdeG y BNG comprometen su apoyo para facilitar gobiernos progresistas

Las dos formaciones ratificaron su interés por desbancar al PP en donde sea posible


santiago / la voz

Los nacionalistas quieren marcar territorio en aquellos ayuntamientos gallegos en los que tienen mayoría, pero necesitan el apoyo de otras fuerzas de izquierdas para hacerse con las alcaldías. Y como ya habían adelantado que facilitarán gobiernos del PSOE allí donde los socialistas sean la fuerza más votada, piden lo mismo cuando sea al revés. Es de suponer que en los próximos días lleguen a acuerdos en distintas localidades con el objetivo mutuo de no permitir gobiernos de derechas, pero quedan algunas dudas. Y, por si acaso, el BNG ya le lanzó un mensaje ayer al PSdeG tras la celebración de su consello nacional en Santiago. Al finalizar el acto, Ana Pontón aseguró: «O BNG garante que imos servir de dique de contención coas políticas de dereitas, pero é evidente que é importante que haxa reciprocidade e altura de miras por parte de todas as forzas».

La portavoz nacional del Bloque reconoció que en sus filas se veía con «preocupación» lo que ocurría en ayuntamientos como Fene, Barreiros o Viana do Bolo, en los que podría haber alcaldes del BNG si sumaban apoyos progresistas, pero donde se estaban produciendo «movementos estraños» que podrían favorecer gobiernos de derechas. Los contactos entre populares y socialistas «xeran incertezas e son un acto de irresponsabilidade por parte do PSdeG», dijo Pontón, quien añadió que los vecinos de esos municipios «non entenderían» que se vulnerase el mensaje que dieron las urnas. Por ello, la líder nacionalista pidió «responsabilidade» al PSdeG «para garantir gobernos alternativos ao PP en todos aqueles concellos nos que sexa posible».

Los socialistas gallegos, que ayer reunieron a su comité nacional, el máximo órgano del partido, disiparon las dudas de los nacionalistas aprobando una resolución en dicha reunión favorable, precisamente, a la conformación de gobiernos de progreso en los concellos donde no haya mayorías absolutas. «Alí onde sexamos capaces de poñer alcaldes socialistas ou progresistas, os nosos votos contribuirán a poñelos», garantizó Gonzalo Caballero, que dejó clara su vocación de contribuir a cerrarles el paso a los gobiernos conservadores.

El PSOE ve al BNG un socio «fiable» para gobernar, pero teme que los nacionalistas puedan entrar en operaciones raras con el PP en Malpica o A Pobra do Caramiñal, al igual que hicieron hace unos años en Fene para echar al PSOE de la alcaldía.

La diputada de Ciudadanos por Pontevedra, Beatriz Pino, insistió ayer en las intenciones ya manifestadas por el partido naranja con respecto al futuro de la Diputación de Ourense. Pino manifestó que «cualquier acuerdo» con el Partido Popular en la institución provincial «pasa por la salida del actual presidente en funciones, José Manuel Baltar».

En un comunicado hecho público ayer por la formación naranja, la diputada y miembro del comité negociador de Ciudadanos en Galicia censuraba y tachaba de «increíble» el silencio de Alberto Núñez Feijoo. «¿Quién manda realmente en el Partido Popular de Galicia, Feijoo o Baltar?», se pregunta en un comunicado en el que también asegura que la dirección del PPdeG está dejando «la negociación y la decisión» en manos de la cúpula provincial de la formación en Ourense.

Apoyo con condiciones

Tras remarcar que el PP es su socio preferente, Ciudadanos aseguraba el pasado jueves que apoyaría a los populares para conservar la Diputación de Ourense, ya que el partido se quedó en los comicios del pasado 26 de mayo a un representante de la mayoría absoluta. Eso sí, el soporte de la formación de Albert Rivera a los populares tiene como condición que José Manuel Baltar se vaya.

«Cualquier acuerdo con el PPdeG de Ourense pasa por la salida del actual presidente en funciones», expone Beatriz Pino, a la vez que defiende que el compromiso de Ciudadanos con sus electores radica en «políticas y proyectos transparentes de centro y liberales y, sobre todo, regeneradores». Por todo ello, consideran indispensable el relevo de la familia Baltar en la diputación ya que, según sus palabras, representan la «vieja y obsoleta política, modelos frente a los que se planta Ciudadanos».

Ciudadanos insiste en la marcha de José Manuel Baltar y censura «el silencio» de Feijoo

La Voz

«¿Quién manda realmente en el Partido Popular de Galicia, Feijoo o Baltar?», pregunta la diputada Beatriz Pino en un comunicado del partido naranja

La diputada de Ciudadanos por Pontevedra, Beatriz Pino, insistió ayer en las intenciones ya manifestadas por el partido naranja con respecto al futuro de la Diputación de Ourense. Pino manifestó que «cualquier acuerdo» con el Partido Popular en la institución provincial «pasa por la salida del actual presidente en funciones, Manuel Baltar».

En un comunicado hecho público ayer por la formación naranja, la diputada y miembro del comité negociador de Ciudadanos en Galicia censuraba y tachaba de «increíble» el silencio de Alberto Núñez Feijoo. «¿Quién manda realmente en el Partido Popular de Galicia, Feijoo o Baltar?», subraya en el comunicado en el que también asegura que la dirección del PPdeG están dejando «la negociación y la decisión» en manos de la cúpula provincial de la formación en Ourense.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

PSdeG y BNG comprometen su apoyo para facilitar gobiernos progresistas