El padre de la niña muerta en Cospeito pedirá para la madre la prisión permanente revisable

Tania Taboada
Tania Taboada LUGO / LA VOZ

GALICIA

Imagen de Desi con su padre
Imagen de Desi con su padre

La familia paterna está recibiendo adhesiones a través de la campaña Todos somos Desi!

05 jun 2019 . Actualizado a las 13:48 h.

El padre de Desirée Leal Sandamil, la niña de siete años que apareció muerta en su casa de Muimenta (Cospeito) en la mañana del 3 de mayo, pedirá la prisión permanente revisable para su expareja en caso de que sea declarada culpable de la muerte de su hija. José Manuel Leal, que ya nombró abogado, está a la espera de que la jueza del número 1 de Vilalba levante el secreto de sumario para poder conocer de qué murió su hija. Y si la causa de la muerte es imputable a la madre, pedirá la prisión permanente revisable para ella.

El padre de la niña sospechó desde el primer día que la niña no había muerto por causas naturales, y al ser enviada a prisión provisional la madre, vio confirmadas sus sospechas. También considera que podría haber más responsables por no haber denunciado la situación psicológica de la madre, Ana Sandamil, que continúa ingresada en el módulo de presos del hospital de Lugo y no será enviada a una cárcel hasta que los médicos consideren que reúne las condiciones de salud mental para ello. Cuando la jueza fue a interrogarla el pasado jueves, ella se negó a declarar.

Campaña de apoyo

Por otra parte, el padre de la niña comienza a recibir muestras de apoyo de muchas personas, ya que su situación emocional es complicada, porque lo único que sabe con certeza es que su expareja fue enviada a prisión en relación con la muerte de su hija. El secreto de sumario ha sido ampliado un mes más así que no tiene constancia oficial de ello, ni sabe cuánto tiempo va a permanecer en esta situación de indefinición. Por ello agradece el apoyo que le está dando en las redes sociales el movimiento Todos somos Desi!, para el que se ha elegido la imagen de una muñeca con una capucha azul y el cuerno de un unicornio. Para Desirée, el color azul era su favorito y el unicornio, el animal con el que más se identificaba.