El PSdeG reclamará el núcleo principal de los gobiernos de coalición que lidere

Considera al BNG socio preferente y ve más complicadas las alianzas con las mareas para conseguir gobernar seis ciudades


Redacción / La Voz

El PSdeG está persuadido de que el día 15 puede hacerse con las alcaldías de todas las ciudades de Galicia a excepción de la de Pontevedra, donde seguirá gobernando el Bloque. La percepción de la dirección socialista gallega es de que las demás fuerzas de izquierda no pondrán problemas a que se invista a los aspirantes del PSOE, si bien dan por hecho que los acuerdos serán diferentes, en función de la situación política de cada ciudad.

Eso sí, habrá un hilo conductor en todas las negociaciones, que el PSdeG tenga un peso en número de ediles y áreas a dirigir acorde con su peso electoral. Los socialistas fueron primera fuerza en Santiago y Ourense, además de en Vigo, empataron en número de concejales con el PP en A Coruña, y en todo caso son la principal referencia de la izquierda en toda la Galicia urbana. «Nuestra vocación es la de construir gobiernos que tengan un núcleo que responda al proyecto del partido socialista, sin dejar de estar abiertos a incorporar en los gobiernos locales a otras fuerzas progresistas, especialmente al BNG, pero en función de las circunstancias locales», expresan fuentes de la ejecutiva nacional del PSdeG. Esas circunstancias se miden en una mayor cuota en el gobierno municipal de Lugo, donde los nacionalistas obtuvieron cinco actas de concejales por ocho el PSOE, además de ser la confluencia de ambas fuerzas suficientes para conseguir un pacto que les dé la mayoría. Pero en A Coruña, Santiago, Ourense y Ferrol la presencia nacionalista se reduce a dos ediles.

Aunque cada acuerdo se negociará y cerrará por los partidos en cada ciudad, las primeras aproximaciones entre PSdeG y BNG apuntan a que los nacionalistas podrían no entrar en todos los gobiernos, o al menos allí donde estimen que no conseguirán con ello visibilidad en la gestión de los próximos cuatro años. Sí es factible que los ediles del Bloque entren en el gobierno de Santiago, donde de entrada el PSOE estima que es altamente difícil que haya coalición de gobierno con Compostela Aberta. Ferrol en Común sí ha adelantado en cambio su intención de ocupar una de las áreas de gestión con la alcaldía socialista, y en A Coruña, el relevo de Xulio Ferreiro al frente de Marea Atlántica retrasa de momento el inicio de las conversaciones.

Pese a la dificultad para resolver el puzle de Ourense, los socialistas confían en hacer valer su condición de primera fuerza, pero dependen de los votos de Democracia Ourensana, formación que defiende un pacto con PSOE, BNG y Cs, pero que los socialistas intuyen ya le han planteado un acuerdo no solo el líder provincial del PP, José Manuel Baltar, sino su padre también, el expresidente José Luis Baltar.

Pontón: «Pódese traballar desde o goberno ou desde a oposición»

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, anunció ayer que su formación actuará con responsabilidad para promover gobiernos del cambio que impidan al PP coger las riendas, pero advirtió, en relación a los pactos de las ciudades, que «se pode traballar desde o goberno ou desde a oposición, pero sempre pensando no ben común». Algo en lo que el Bloque ya tiene sobrada experiencia. La dirección nacionalista, a la espera de ver qué es lo que deciden las asambleas locales del BNG, ya ha mostrado sus preferencias, aunque se esfuerza en que no trasciendan para dar voz a la militancia. La ejecutiva es partidaria de entrar en las diputaciones, porque permite manejar recursos y rentabilizar la acción de gobierno, y pasar a cogobernar en aquellos municipios en los que el Bloque pueda preservar un perfil propio. Unas condiciones que se dan en Lugo, pero no en Santiago, A Coruña y Ourense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
39 votos
Comentarios

El PSdeG reclamará el núcleo principal de los gobiernos de coalición que lidere