Los colegios privados deben seguir adscritos a institutos, dice el Tribunal Superior


Redacción / La Voz

La Xunta estableció como obligatoria la adscripción de los centros escolares privados a los públicos para autorizar cambios de modalidad o itinerario de alumnos de bachillerato. Hay que tener en cuenta que en esta etapa no hay colegios concertados. También serán los directores de institutos los que resuelvan las solicitudes de anulaciones de matrícula para que se verifique que las decisiones sean «justificadas, proporcionadas y adecuadas». Estas son las dos principales ideas de la sentencia que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) dio a conocer ayer.

De esta manera, la sala de lo contencioso-administrativo desestima el recurso interpuesto por la Federación de Centros Educación y Gestión de la Comunidad Autónoma de Galicia y la Federación Autonómica de Centros de Enseñanza Privada (CECE y Escolas Católicas) contra la resolución de la Xunta, de mayo del 2018, en la que se dictan las instrucciones para el desarrollo, en este curso, de la ESO y el bachillerato en Galicia.

Hay que recordar que la Comunidad de Madrid suprimió la adscripción de los centros privados a los públicos. Pero precisamente el TSXG argumenta que la comunidad autónoma tiene competencia para decidir sobre este asunto «porque no forma parte de la normativa básica ni de la que tiene que ser competencia exclusiva del Estado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los colegios privados deben seguir adscritos a institutos, dice el Tribunal Superior