Casa en ruinas, préstamo sin intereses

La Xunta tiene ahora abiertas la mitad de las líneas de ayudas para rehabilitación, y antes del verano activará el resto


santiago / la voz

Primero, la zanahoria, y si no funciona, palo. Es la filosofía de la Lei de Rehabilitación, que entró en vigor esta semana y que «mellorará moito a situación dos cascos históricos galegos nos próximos dez anos», calcula el presidente de la Xunta. Feijoo valoró los primeros días de funcionamiento del nuevo texto normativo, que vendrá acompañado de medidas económicas y administrativas de apoyo a los dueños de inmuebles en ruinas. Si estos no cumplen con las expectativas del Gobierno, se verán sometidos primero a un intenso marcaje impositivo -un canon que empezará a aplicarse en enero del 2020 y que crecerá a un ritmo del 10 % anual para los que se nieguen a hacer reformas- y, como medida «excepcional», se acabará en la expropiación. «Pero o obxectivo non é expropiar, é rehabilitar e poñer en valor os edificios», aclaró Feijoo, que anunció fondos públicos para facilitar préstamos sin intereses a los que quieran arreglar una casa en ruinas.

El dirigente gallego recordó que los ciudadanos que tengan dificultades para asumir proyectos estarán exentos de asumir procesos que puedan comprometer su economía, pero tras los pertinentes expedientes y avisos, será firme con los que sí tienen oportunidad de recuperar una propiedad y acudir a las diferentes ayudas públicas que ofrece la Xunta. De la docena de iniciativas relacionadas con la recuperación de viviendas, la mitad están activas en la actualidad, y el resto está previsto que se publiquen en el Diario Oficial de Galicia antes del verano, a excepción de la última medida conocida, la que ayuda a los jóvenes a comprar casa en los cascos históricos, que tardará un poco más ya que todavía se están perfilando las condiciones definitivas.

Subvenciones activas

Para particulares. Los particulares y las comunidades de vecinos cuentan con préstamos subvencionados para la rehabilitación, una línea de ayudas cuyo plazo límite se cierra el 15 de octubre. Se pueden concertar con cuatro entidades: Abanca, Caixabank, Caixa Rural y Sabadell. El programa Rehaluga, dirigido a propietarios integrados en el Programa de Vivendas Baleiras (hasta 8.000 euros), tiene de plazo hasta el 29 de noviembre. Las comunidades de viviendas de promoción pública también pueden solicitar fondos hasta el 24 de junio para rehabilitar; y hasta el 1 de julio para acometer obras energéticas.

Para concellos. El plazo para solicitar subvenciones para recuperar viviendas de maestros termina el 31 de mayo, y la misma fecha sirve como límite para presentar solicitudes en el programa de infravivienda.

Subvenciones a la espera

Para particulares. En los próximos dos meses está previsto que se abran convocatorias de ayudas anuales que ya tienen cierta trayectoria. Una de las más potentes es la destinada a mejoras energéticas y de sostenibilidad en edificios de antes de 1996. Está dotada con cinco millones de euros, y puede suponer aportaciones públicas por 24.000 euros. La referida a las mejoras en conservación y accesibilidad es más potente todavía, y cuenta con siete millones.

Para concellos. Además, a través de los ayuntamientos, la Xunta pone a disposición un fondo de 10 millones para que las entidades locales asuman obras de edificios en mal estado y desatendidos por los propietarios.

Próximas líneas de ayuda

Jóvenes y ruinas. Antes de que acabe el año se activará un fondo dotado con 800.000 euros para ayudar a 65 menores de 35 años a adquirir una vivienda en los casos históricos gallegos. Tendrán una aportación máxima de 12.800 euros. Y a medida que se declaren las Áreas Rexurbe habrá fondos para acceder a préstamos sin intereses que mejoren las condiciones económicas para rehabilitar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Casa en ruinas, préstamo sin intereses