«Tenemos que hacer pedagogía sobre seguridad con las comisiones de fiestas»

Alejandro Antelo, premio Colmeiro de la EGAP por su análisis de la normativa que rige los espectáculos públicos

Alejandro Antelo es secretario municipal en Neda, una faceta práctica que suma a la académica
Alejandro Antelo es secretario municipal en Neda, una faceta práctica que suma a la académica

Redacción / La Voz

«Se está adquiriendo la conciencia de la seguridad en las fiestas y verbenas. Antes había una gran liberalidad». Lo dice Alejandro Antelo Martínez (A Coruña, 1971), doctor en Derecho y secretario del Ayuntamiento de Neda, que acaba de ganar el premio Colmeiro que otorga la Escola Galega de Administración Pública (EGAP) precisamente por un análisis de la normativa autonómica sobre espectáculos públicos.

-¿La ley gallega de espectáculos públicos es un avance para regular las fiestas y verbenas?

-Sí, porque partíamos de una situación de ausencia de normativa, muy dispersa, porque una cosa eran los horarios, otra los ruidos, otras los fuegos artificiales... Esta ley es un paso muy importante para regular los espectáculos públicos, que son las verbenas, las atracciones de las ferias, pero también otras citas, como el Noroeste Pop Rock.

-¿Qué destacaría de su análisis de la normativa?

-Es una buena normativa, que flexibiliza los requisitos para que los no profesionales organicen algún acto de estas características, pero a la vez pone el acento en la seguridad. Por ejemplo, incluye la necesidad de contar con una póliza de responsabilidad civil en función de las previsiones del número de asistentes. Se avanza mucho en este terreno, aunque creo que debemos tener una visión global junto con otras normas.

-¿Como cuáles?

-Desde el real decreto de prevención de riesgos hasta la ley de Costas o la de Patrimonio, según donde se organice la fiesta.

-¿Qué control hay de que una instalación es segura?

-El más importante es que debe tener un proyecto técnico de instalación y un certificado de que se ha cumplido, documentos firmados por un técnico, que puede ser un ingeniero técnico industrial. Eso de cada vez que se monte el escenario o la atracción de feria. Ese certificado tiene que estar disponible para su comprobación desde el mismo momento en que se abre la instalación al público y lo puede solicitar la Policía Local, la Guardia Civil o la Policía Nacional, y el promotor lo debe enseñar. El documento se tiene que incorporar al expediente de la Administración que autorice el evento, pero eso lo puede más tarde si, por ejemplo, la atracción abre un viernes o un sábado por la tarde. Pero el certificado debe estar desde el primer momento; sin ese certificado no se debe permitir una verbena. Sabemos que generan muchos ingresos, pero lo primero es la seguridad de las personas; la sociedad merece tener esa confianza en las instituciones.

-¿Se puede decir que las fiestas en Galicia son seguras?

-Los expertos dicen que la seguridad plena no existe, y yo creo que estamos avanzando, aunque no me atrevo a decir que estemos totalmente seguros, pero sí que se adquiere esa conciencia.

-¿Qué papel juegan los ayuntamientos en esto?

-Muy importante. Soy partidario de que se haga pedagogía con las comisiones de fiestas sobre la importancia de la seguridad. Nosotros lo hemos hecho en Neda y nos está dando un buen resultado.

Las normas que debes conocer antes de ir a una verbena

L. G. V.

Las autoridades locales tienen potestad para ampliar o reducir el horario del evento y, si la orquesta contratada da la espantá, la banda se enfrenta a multas de hasta 30.000 euros

Pistoletazo de salida a la nueva Lei de Espectáculos de Galicia, que hoy mismo entra en vigor, coincidiendo así con el arranque extraoficial del verano. La llegada de esta norma, que la Xunta ha implantado en la comunidad de forma pionera, afecta especialmente a las orquestas que en los próximos meses animarán las fiestas de los distintos concellos. A expensas de que aprueben la orden que desarrolle la norma, las reglas del juego ya han cambiado y, en aras de velar por la seguridad de los asistentes y artistas, y de una mejora en la convivencia de los vecinos que aprovechan las noches de parranda con aquellos que prefieren descansar, los reyes de la verbena tienen que ponerse las pilas y asumir unos cambios que generan, sobre todo, incertidumbre. La mayoría de comisiones y organizadores de las fiestas desconocen las particularidades del texto, pero no son los únicos que deben prestar atención de manera pormenorizada a los cambios, pues los fans acérrimos de las orquestas, e incluso aquellos que detestan las verbenas, también tienen un hueco en este documento. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Tenemos que hacer pedagogía sobre seguridad con las comisiones de fiestas»