Educación realizará 22 obras de rehabilitación integral en centros educativos con fondos procedentes del superávit

Las obras podrían empezar a ejecutarse en julio. El CEIP Fogar de Carballo cuenta con el presupuesto más alto

El IES Ramón Cabanillas de Cambados será uno de los centros reformados
El IES Ramón Cabanillas de Cambados será uno de los centros reformados

El secretario xeral técnico de la Consellería de Educación, Jesús Oitavén, ha anunciado este viernes en la comisión de Educación del Parlamento que la Xunta ejecutará este verano 22 obras de rehabilitación integral en centros de enseñanza de las cuatro provincias gallegas. Lo hará amparado en los fondos de superávit de los que el Ejecutivo autonómico ha logrado disponer. En total, dedicará a estas obras 21,4 millones de euros.

El presupuesto más alto corresponde a los trabajos que se realizarán en el CEIP Fogar de Carballo, con un importe de 1.614.908 euros; seguido del CPI de Cova Terreña, en Baiona, con 1.266.258 euros; del IES Ramón Cabanillas de Cambados, con 1.123.204 euros; y del IES Illa de Tambo de Marín, con 1.175.517 euros.

A continuación , superando ligeramente el millón de euros de presupuesto, están el IES de Arzúa (1.070.743 euros), el CEIP de Cervo (1.057.127 euros), el CEIP de Prácticas de Ourense (1.054.797 euros) y el CEIP Plurilingüe Santa María de A Fonsagrada (1.011.676 euros).

Por debajo del millón de euros se harán obras en el IES O Couto de Ourense, el IES Monelos de A Coruña, el CEIP Cruceiro de Canido de Ferrol, el IES Muralla Romana de Lugo, el CEIP de Foz número 1, el CEIP de O Hío en Cangas, el CEIP Plurilingüe Calvo Sotelo de O Carballiño, el CPI de Pontecesures, el CEIP Princesa de España de Verín, el CEIP de Casás en Lugo, el CEIP Vicente Otero Valcárcel de Carral, el CEIP García Barbón de Vigo, el CEIP Raíña Fabiola de Santiago y el CEIP Condesa de Fenosa de O Barco.

La licitación de esa veintena de proyectos se ha publicado este viernes en la plataforma de Contratos de Galicia por lo que Oitavén calcula que las obras podrán adjudicarse a finales de junio, para comenzar su ejecución a mediados del mes de julio «siempre y cuando se otorguen previamente las pertinentes licencias municipales». El objetivo es que los trabajos interfieran lo menos posible en la actividad lectiva, al desarrollarse el grueso de los mismos durante la época vacacional.

Con respecto a los centros escogidos para la realización de las obras, Oitavén ha garantizado que se ha optado por «criterios exclusivamente técnicos», como la antigüedad de los centros, el grado de necesidad de las intervenciones apreciada por las unidades técnicas provinciales y el número de alumnos.

Electoralismo y falta de debate

En el turno de réplica, la oposición ha criticado la falta de debate y la imposibilidad de hacer aportaciones a un plan que Educación ha presentado «cerrado» ante la comisión. Desde En Marea también han resaltado que se decidiese comparecer «justo en el mes de mayo», a dos semanas de unas elecciones municipales.

Publicada la ley que permite disponer del superávit

Precisamente este viernes, el DOG ha publicado la ley con la que la Xunta, asegura, podrá empezar a usar el superávit de 125 millones generado en el año 2018.

La norma, denominada ley de refuerzo de actuaciones prioritaria, fue aprobada el pasado martes en el Parlamento y, según destaca la Consellería de Facenda, «permitirá que Galicia pueda empezar a utilizar ya el superávit contable de 2018 para reforzar el gasto social en sanidad, enseñanza y servicios sociales públicos».

A través de esta ley, que entrará en vigor este sábado, se autoriza un suplemento «que permitirá emplear el superávit sin penalizar el cumplimiento de las reglas fiscales», según afirma el departamento que dirige Valeriano Martínez.

En concreto, la Consellería de Facenda explica que Galicia usará el superávit de 2018 para reducir la deuda de la comunidad autónoma, con lo que se liberan créditos presupuestarios para financiar nuevas inversiones en sanidad, educación y en los servicios sociales públicos.

De los 130 millones de «nueva capacidad de gasto», 96 se invertirán entre este año y el que viene y 34 quedarán disponibles a través de la Axencia Galega de Infraestruturas.

La Xunta inicia el gasto del superávit con 21 millones para obras en colegios

Juan Capeáns

Feijoo no espera amonestaciones de Hacienda porque «cumprimos os requisitos»

El Gobierno gallego le ha dado una nueva vuelta de tuerca a su operación financiera y administrativa para disponer de los 125 millones de euros de superávit del ejercicio pasado, una cantidad que el Estado le reconoce parcialmente (104 millones) pero que, en todo caso, sigue bloqueada en Madrid. La Xunta ha sorteado este obstáculo dedicando recursos propios a amortizar deudas de dos sociedades autonómicas (SPI y Xestur) y está desviando a inversiones las cantidades periódicas previstas para ir rebajando ambas deudas.

Esta semana el Ejecutivo avanzó en su estrategia aprobando un anticipo de tesorería de 26 millones de euros, un mecanismo que está previsto en la Lei de réxime financeiro y que tendría como fin último adelantar los plazos de licitación de las actuaciones. Y se opta por esta vía porque, de otra forma, sería imposible abordar obras en guarderías y centros escolares, que se pueden ejecutar en julio y agosto pero que hay que gestionar unas cuantas semanas antes para cumplir con los trámites administrativos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Educación realizará 22 obras de rehabilitación integral en centros educativos con fondos procedentes del superávit