Intervienen otros 3 millones en propiedades a O Parido, uno de los grandes narcos gallegos

El patrimonio se concentra en Portugal mediante un entramado de sociedades. Los agentes han detenido también a su mujer, hijo y exmujer

Entre el patrimonio intervenido figura un centro comercial en Valença do Miño
Entre el patrimonio intervenido figura un centro comercial en Valença do Miño

Vigo / La Voz

Juan Carlos Fernández Cores, O Parido, uno de los mayores narcos gallegos de este siglo hasta su caída en la operación Tabaiba (3.000 kilos de cocaína, 2009), sigue sintiendo el aliento de la Policía Nacional aun estando en prisión. Agentes de la Brigada Central de Estupefacientes y de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) explotaron ayer un operación que implica la intervención, por ahora, de tres millones de euros en propiedades y la detención de su mujer, hijo y exmujer, además de otras siete personas en España. Los arrestados se reparten entre Madrid, Lugo, Pontevedra, A Cañiza y Nigrán, y se les investiga por su presunta participación en este entramado económico destinado al lavado de dinero del narcotráfico. Dicha trama tendría en Portugal su refugio, ya que ahí se concentra buena parte del capital investigado. Otra propiedad, ya en Galicia, resulta especialmente curiosa para la investigación, ya que la titular actual se la compró al dueño de una empresa de construcción en quiebra.

Centro comercial en Valença

La operación, denominada Arco, tiene especial relevancia en la ciudad fronteriza de Valença do Minho. Allí, al menos, se ha intervenido un centro comercial. También era escenario de reuniones para hacer gestiones con la rama portuguesa de la estructura, y cuya gestión policial depende de Portugal. La tesis policial se apuntala en una sucesión de sociedades mercantiles utilizadas para desviar el dinero que O Parido ganó con el narcotráfico hasta su caída. Ahí figuran sus familiares más directos, además de los testaferros, que se suman a la lista de imputados por blanqueo que arrastra este vecino de Cambados de otras investigaciones contra su patrimonio.

Y es que Juan Carlos Fernández Cores, como lugarteniente de Manuel Abal Feijoo, Patoco, gestionó, a ojos de la Policía Nacional, la más grande organización de lancheros vista en Galicia. Por encima, incluso, de la atribuida a Sito Miñanco en la operación Mito. El año pasado, por ejemplo, el Plan Nacional sobre Drogas subastó una nave en una finca de 4.000 metros cuadrados, en Ribadumia, tasada en 14.800 euros. Previamente, en el 2016, la Audiencia Nacional condenó Fernández Cores y a sus padres por blanqueo de dinero. El Tribunal Supremo rebajó la pena a 2 años y 6 meses de prisión y al pago de una multa de 300.000 euros. En el caso de los padres la rebaja pasó de tres años de tres meses y un día a ocho meses de prisión y 20.000 euros de sanción.

El resultado de la última operación contra el círculo de O Parido, actualmente cumpliendo condena en la prisión de Topas (Salamanca), puede ser aún mayor. Recuerdan en la Policía Nacional que estas investigaciones son largas y complejas, y ponen como ejemplo esta misma, cuya matriz se remonta al 2009.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Intervienen otros 3 millones en propiedades a O Parido, uno de los grandes narcos gallegos