Los presidentes de las audiencias de A Coruña y Pontevedra optan al Supremo

Menéndez ya estuvo entre los seleccionados para el Alto Tribunal en el 2015

Menéndez Estébanez y Seoane Spiegelberg son los dos candidatos
Menéndez Estébanez y Seoane Spiegelberg son los dos candidatos

Pontevedra / La voz

Francisco Javier Menéndez Estébanez, presidente de la Audiencia de Pontevedra, y su homólogo en la de A Coruña, José Luis Seoane Spiegelberg, han sido incluidos por el Poder Judicial entre los candidatos a ocupar una plaza de magistrado en la sala primera -jurisdicción civil- del Tribunal Supremo. Fueron veinte los magistrados que optaron a sustituir a José Antonio Seijas por su jubilación, cifra que el CGPJ ha reducido a siete. Ahora es el pleno del órgano de gobierno de los jueces el que tiene que tomar una decisión, que podría producirse dentro de una semana.

Los perfiles

Designado por primera vez presidente de la Audiencia de Pontevedra hace exactamente diez años, Francisco Javier Menéndez (Gijón, 1965) ya estuvo incluido en el 2015 en una terna para optar al Supremo.

José Luis Seoane Spiegelberg, por su parte, es presidente de la Audiencia Provincial de A Coruña desde el año 2006, en la que diez años más tarde, en el 2016, revalidó su mandato por tercera vez. El magistrado ingresó en la carrera judicial en 1981 y sus primeros destinos fueron los juzgados de Martos, en Jaén, y Cambados, donde dirigió la primera gran ofensiva contra el contrabando de tabaco.

«Fue muy difícil la decisión por estar en un destino tan estupendo como Pontevedra, cuya forma de vida es fantástica. En el ámbito de la judicatura el Supremo es el más alto tribunal, por lo que profesionalmente es un desafío y supone llegar a las más altas cotas de excelencia», decía ayer Menéndez Estébanez, preguntado por los motivos que le habían llevado a postularse para esta plaza.  «Lo he intentado otra vez porque, en principio, esta plaza formalmente aparece como de especialista (...) y es algo que yo tengo. Es lo que te anima, es un mérito más», apuntó. Insistió en que será muy difícil que finalmente lo designen, pero dejó claro que «entrar en la terna ya es un mérito en sí mismo».

En todo caso, el hoy presidente pontevedrés asume que la calidad de vida que tiene en la ciudad del Lérez no la va a tener en el supuesto de que, finalmente, sea elegido para el Supremo, por lo que insistió en que lo único que le mueve es el hecho de alcanzar un nuevo destino en su carrera profesional como magistrado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los presidentes de las audiencias de A Coruña y Pontevedra optan al Supremo