Salvaje agresión a dos guardias civiles para impedir un arresto en una verbena en Camariñas

Fueron agredidos por una multitud cuando iban a detener a un joven que amenazaba a los asistentes a la fiesta

OTRA DETENCIÓN Ramón Javier Sánchez ya fue arrestado en octubre (momento al que responde la imagen) en relación con un ataque contra el puesto de la Guardia Civil de Camariñas
OTRA DETENCIÓN Ramón Javier Sánchez ya fue arrestado en octubre (momento al que responde la imagen) en relación con un ataque contra el puesto de la Guardia Civil de Camariñas

Carballo / La Voz

Dos agentes de la Guardia Civil del puesto de Muxía resultaron heridos debido a las agresiones sufridas por varias personas que, supuestamente, trataban de evitar el arresto de un joven, investigado por diversos altercados y trifulcas durante la celebración de las fiestas de la Virxe do Monte de Camariñas (5.322 habitantes). Los dos agentes se encuentran de baja laboral por los pisotones, patadas y puñetazos recibidos en todo el cuerpo.

Los hechos sucedieron sobre las cuatro de la madrugada del domingo. Varias llamadas alertaron a la Guardia Civil de que un joven, vecino de Camariñas, se dedicaba, presuntamente, a increpar y agredir a otras personas, que disfrutaban de la actuación de una orquesta. Hasta el lugar de la fiesta, junto a la plaza del Mercado, acudió una patrulla de Muxía.

Al llegar, los dos agentes vieron a un individuo encima del escenario insultando a la gente y obligando a parar la actuación musical. Cuando vio a los guardias civiles, se puso a increparlos. Los agentes subieron al escenario para arrestarlo, momento en el que saltó para huir. Los guardias también saltaron y lograron reducirlo. En ese instante, según testigos presenciales, se produjo una brutal agresión a los uniformados por parte de personas relacionadas supuestamente con el entorno del joven, que logró escapar mientras los uniformados eran agredidos en el suelo.

A los guardias civiles no les quedó más remedio que defenderse de los ataques tras ser pisoteados y pateados y emprendieron la búsqueda del joven, que fue nuevamente reducido a 50 metros de la plaza del Mercado. Ya esposado, los tres regresaron al coche patrulla, pero, una vez dentro, un grupo de personas empezó a zarandear y pegar patadas al coche policial. El conductor tuvo que emprender la huida a toda velocidad para evitar males mayores. No recibieron apoyo alguno, ya que la patrulla más próxima, la de Malpica, se encontraba a una hora de Camariñas.

Perseguidos hasta el puesto

La idea inicial de los agentes era trasladar a Ramón Javier Sánchez Campaña, de 19 años y vecino de Camariñas, al puesto local de la Guardia Civil para realizar las correspondientes diligencias, pero tuvieron que desistir porque una muchedumbre los perseguía. Los agentes, con los nervios a flor de piel y magullados, optaron por marcharse de Camariñas hasta el Hospital Virxe da Xunqueira, de Cee (a unos 40 kilómetros de distancia) para que los médicos analizaran sus lesiones. Y lo hicieron de uno en uno para no dejar solo al arrestado. Sobre las seis de la madrugada se produjo el relevo y el apresado pasó a manos de otros compañeros.

Los dos agentes se encuentran de baja. Uno por lesiones en las dos rodillas y en una muñeca; y el otro, con fuertes dolores en la espalda como consecuencia de una brutal patada recibida. El detenido pasó a disposición judicial el mismo domingo. Aunque no llegó a declarar, quedó en libertad provisional. De hecho, fue visto este mismo domingo en Camariñas, algo que ha indignado, y mucho, en el seno de la Guardia Civil.

Con antecedentes

Ramón Javier Sánchez Campaña es, a sus 19 años, un viejo conocido de las fuerzas de seguridad. Acumula varios arrestos, entre ellos, uno el 16 de octubre del 2018, por el que está investigado por el ataque al puesto de la Guardia Civil de Camariñas, con la rotura de varios ventanales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

Salvaje agresión a dos guardias civiles para impedir un arresto en una verbena en Camariñas