Redacción / La Voz

El de los motoristas es uno de los colectivos vulnerables del tráfico. Las estadísticas indican que la posibilidad de morir en una moto es 17 veces mayor que en un coche. El pasado mes de marzo murieron 25 personas en accidentes de moto en las carreteras españolas. En Galicia, en lo que va de este año ya son 5 los muertos en siniestros de motocicleta, 3 de ellos en este mes de abril. La última víctima es una mujer de 51 años que viajaba de pasajera en una moto de 600 centímetros cúbicos y cuyo conductor, que dio positivo en alcohol, se estrelló contra una estructura de madera a la salida de una curva en una carretera de Catoira.

Alta demanda

Agotadas las 160 plazas. La preocupación por la elevada siniestralidad de las motocicletas es generalizada en los responsables de la seguridad vial en Galicia. La Xunta, por medio de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, ha lanzado un plan de formación para motoristas con cuatro cursos gratuitos de conducción segura que se celebrarán el próximo mes de mayo en Santiago, Vigo, Lalín y Monforte. Los cursos se organizan en colaboración con la Unión de Moteros Europeos, la Escuela Nacional de Conducción de Motocicletas y la consultora especializada Pons Seguridad Vial. Se ofrecen 160 plazas, pero la demanda es tan grande que ayer mismo, al poco de darse a conocer la iniciativa, ya se habían recibido más de 350 solicitudes. Ante la elevada demanda, la Xunta ya trabaja para la realización de otra tanda de cursos en el mes de septiembre.

motos potentes

Necesidad de destreza. La conducción de motocicletas, en especial las de gran potencia, requiere de un elevado nivel de destreza y de un conocimiento importante sobre el comportamiento de la moto en situaciones comprometidas. Y no todos los motoristas tienen esos conocimientos. Desde la DGT advierten que mucha gente se sube a la moto sin los conocimientos necesarios y sin haber recibido una formación mínima para dominarla en situaciones de riesgo.

antes de subir a la moto

Cursos con especialistas. Estos cursos son impartidos por especialistas en el manejo de la motocicleta. El objetivo es la transmisión de nociones de seguridad desde antes de subir a una moto. En la parte teórica se destaca la importancia de la equipación del motorista. Los monitores explicarán a los usuarios aspectos claves de seguridad individual, en los que destacan el casco, los guantes, las botas y la ropa adecuada para proteger al motorista ante caídas en el asfalto.

 posición de conducción

Maniobras en parado. Otro aspecto básico se refiere al mantenimiento de la moto, en especial de frenos, neumáticos y suspensión. En una siguiente fase, los cursos se centrarán en las maniobras en parado, en la posición idónea de conducción para afrontar las curvas y en la aceleración y la deceleración, ambas explosivas en motocicleta. Este apartado, de tipo teórico, incluirá un recordatorio de la normativa específica sobre motocicletas, sobre la conducción con pasajero, los tiempos de reacción, la importancia de hacerse ver, la anticipación, y las frenadas, tanto la convencional, como la de emergencia y la que se realiza en curva, así como la trazada en situaciones de riesgo y con suelo mojado y las diferencias entre conducción urbana e interurbana.

la práctica

Eslalon, frenadas y giros. En la formación práctica se trabajarán las maniobras en parado y la agilidad y el equilibrio, con la realización de eslalon asimétrico, circulación a baja velocidad con y sin pasajero y ejecución de giros y ochos. Los asistentes al curso también aprenderán a ejecutar frenadas en recta a distintas velocidades, con freno delantero, con freno trasero y con ambos al mismo tiempo, y la maniobra de frenada de emergencia con esquiva alternativa.

los accidentes de este año

Salidas de vía y choques. Todos los accidentes mortales de este año en Galicia con implicación de motos tuvieron como escenario carreteras convencionales. Dos siniestros fueron por colisiones, mientras que los otros tres fueron por salida de vía y posterior golpe contra obstáculo.

Al menos 26 muertos en Semana Santa en España

Al menos 26 personas han perdido la vida en los accidentes de tráfico ocurridos en las carreteras interurbanas españolas desde las tres de la tarde del viernes, 12 de abril, cuando comenzó la operación especial de Semana Santa, hasta las ocho de la tarde de ayer. Fuentes de la Dirección General de Tráfico ofrecieron ese dato, que es provisional ya que el dispositivo especial de estas vacaciones finalizaba a medianoche de este lunes, que fue festivo en Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Cantabria, Navarra, País Vasco, Castilla-La Mancha y La Rioja.

El día en el que se registraron más accidentes mortales fue el domingo 14, cuando hubo nueve muertos, mientras que el martes 16 se produjeron tres. En el resto de las jornadas hubo dos o una víctimas mortales. A falta de que concluya la operación, la siniestralidad en esta Semana Santa puede arroja un balance inferior al mismo período del año pasado en lo que se refiere al número de víctimas mortales, ya que en el 2018 murieron 31 personas en Semana Santa.

La vuelta de las vacaciones para los conductores que optaron por regresar ayer se complicó en muchas carreteras en las que se registraron atascos kilométricos. En la autovía A-6, que conecta Galicia con la Meseta por el norte, llegaron a registrarse colas de coches en hasta 40 kilómetros, entre Villardefrades y Rueda, en la provincia de Valladolid, en sentido Madrid.

A media tarde de ayer lunes, las mayores complicaciones se centraban en la C-32 en Sitges, en la M-40 y en la A-2 en Madrid, en la SE-30 en Sevilla, en la A-49 en la localidad sevillana de Camas, y en la A-7 en Marbella (Málaga).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cursos de conducción segura de motos para frenar la elevada siniestralidad en Galicia