Un sexagenario denuncia que pudo ser drogado y violado tras cenar con otro varón en un bar de Lugo

«A la mañana siguiente me desperté desorientado en la calle», asegura la supuesta víctima

Planta de la escopolamina o burundanga, usada para anular la voluntad de las víctimas en casos de agresiones sexuales
Planta de la escopolamina o burundanga, usada para anular la voluntad de las víctimas en casos de agresiones sexuales

LUGO / LA VOZ

Un varón de 69 años, con iniciales M. G. G, nacido en Colombia pero residente en España desde hace 13 años, denunció en la Comisaría de la Policía Nacional de Lugo que podría haber sido víctima de una agresión sexual tras ser «drogado» con alguna sustancia que desconoce. «Fui a cenar con un conocido, bebimos una botella de vino y no me acuerdo de nada más hasta la mañana siguiente, que me desperté desorientado en la calle», indicó ayer la supuesta víctima, que actualmente se encuentra en Fuerteventura con varios miembros de su familia.

Según relató la víctima, los hechos se remontan a hace dos semanas, cuando la supuesta víctima se desplazó desde Monforte de Lemos a la capital lucense para visitar a un conocido, que desde enero reside en el piso en el que anteriormente él estaba de alquiler. «Conocí a este hombre por medio de un amigo y como me iba a mudar al sur de la provincia hablé con mi casero y él se quedó en mi sitio. El sábado llegué a Lugo y fuimos a cenar a un restaurante en la calle Camiño Real. Consumimos una botella de vino y no me acuerdo de nada más. Solo sé que a la mañana siguiente retomé la conciencia en la calle, cerca de su casa y que tenía un golpe en el pómulo izquierdo, dolor en la vejiga y una sustancia pegajosa en la pierna», explicó el denunciante, que acudió a urgencias del HULA y tras ser chequeado regresó a su casa de Monforte de Lemos.

Fuertes dolores

Según relató la víctima, días después de lo sucedido empezó a sentir un fuerte dolor en la zona anal, por lo que volvió a urgencias del HULA. Los sanitarios, dadas las manifestaciones del varón, dieron aviso a la médico forense, que atendió al hombre y le recogió la sudadera y el pantalón que llevaba el día que, supuestamente, pudieron haber abusado sexualmente de él. Según explicó el hombre, no pudo entregarle la ropa interior utilizada ese día puesto que la había extraviado.

Cuando la víctima llegó al HULA y teniendo en cuenta su manifestación previa, se activó el protocolo ante supuestos casos de agresión sexual. Desde urgencias llamaron a la Comisaría de la Policía Nacional para informar de que un varón podría haber sido agredido sexualmente. Una vez llegaron los agentes, tomaron declaración al hombre, que les expuso los hechos. Posteriormente la policía identificó a la persona con la que fue a cenar. Se trata de otro varón, con iniciales R. V. U, de nacionalidad colombiana y de 49 años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

Un sexagenario denuncia que pudo ser drogado y violado tras cenar con otro varón en un bar de Lugo