El PPdeG fuerza la opción de contratar médicos con el superávit de la Xunta

El PSdeG propone llegar a acuerdos con los populares y habilitar fondos de los Presupuestos autonómicos

El consejo de ministros del viernes dio luz verde al uso del superávit de las comunidades pero hay debate sobre qué tipo de actuaciones se podrán financiar
El consejo de ministros del viernes dio luz verde al uso del superávit de las comunidades pero hay debate sobre qué tipo de actuaciones se podrán financiar EP

santiago / la voz

El PPdeG quiere que el Gobierno gallego pueda gastar bajo su propio criterio el dinero que ha recaudado sobre las previsiones iniciales y que se ha convertido en el demandado superávit. «Sánchez non pode decidir a distancia porque non sabe o que precisan os galegos», advirtió la diputada Paula Prado, quien retó a los socialistas gallegos a que digan en la Cámara si no están de acuerdo en incrementar el personal sanitario con los 125 millones que, a su juicio, le corresponden a Galicia. El Ejecutivo socialista dice que no son 125 sino 104, y que necesitará semanas para cotejar qué comunidades autónomas tendrán derecho a disponer de esta partida que en los próximos días van a discutir los técnicos de Facenda y Hacienda hasta dar con la cifra correcta.

En la Xunta no tienen ninguna duda de que se cumplió con los parámetros de deuda y, por supuesto, de déficit, y que también se pagó con mucho margen a los proveedores, como exigía el PP de Rajoy y Montoro en su disposición adicional a los presupuestos del 2018, pero falta por conocer el requisito de la regla de gasto, un nuevo «obstáculo», como lo definió Feijoo, que dilatará la solución unas semanas en las que España entrará de lleno en dos campañas electorales con sus respectivas tomas de posesión de los políticos electos, a finales de junio. «Cualquier gasto, el que sea, necesitará tiempo para las contrataciones», advierten desde San Caetano, donde preocupa que no se pueda tomar ninguna determinación efectiva hasta después del verano.

Los populares, que también reclaman al Estado 200 millones de la devolución de un mes de IVA y una quita de 175 millones que la Xunta está devolviendo al Estado del agujero que se generó en las cuentas del 2008, tienen la percepción de que el Gobierno de Sánchez está tomando decisiones respecto a Galicia con un claro sesgo partidista, «e por atacar ao PP tamén están poñendo en risco a industria galega». Se refería Prado a la postura sobre Ence, las soluciones para Alcoa, el retraso del contrato de las fragatas o la situación en la que pueden verse empresas conserveras.

El victimismo de Feijoo

Para el portavoz del PSdeG en el Parlamento la aceptación del Gobierno para el pago del superávit -supeditado a la regla de gasto- fue «unha vitoria de Feijoo Don Quixote», ironizó Xoaquín Fernández Leiceaga. El dirigente socialista cree que el presidente de la Xunta recurrió a un relato «victimista» con el que buscó la «confrontación», cuando en realidad el Gobierno aprobó esta cesión asumiendo la norma que fijó el propio PP y que obliga a dedicar el dinero a inversiones financieramente sostenibles, esto es, que no se conviertan en estructurales y que no se puedan respaldar cuando ese superávit no exista. «Isto non se pode gastar en salarios», dijo Leiceaga, que se ofreció a explorar acuerdos con el PPdeG para encontrar fondos por vía presupuestaria que respalden cualquier decisión estructural. «Nas emendas orzamentarias atopará a resposta dos socialistas, benvidos á nosa posición», añadió el portavoz, que propone un mínimo de 60 millones de euros para paliar la falta de recursos sanitarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PPdeG fuerza la opción de contratar médicos con el superávit de la Xunta