Los científicos piden vigilar las fronteras contra invasores como la avispa mandarina

Creen que el riesgo de llegada de este insecto no es inmediato, pero apuestan por vigilar las aduanas como medida preventiva


redacción / la voz

«Todas las especies pueden llegar», dice José Carlos Otero González, profesor en la Facultad de Biología de la USC y autor del libro La vida secreta de los insectos. Lo mismo opina el investigador Xesús Feás, que ha sintetizado feromonas de velutina para intentar hallar un cebo específico para controlar la expansión de esta avispa: «As especies invasoras chegan e chegan sempre da man do home». Asumido ese principio, es posible que la avispa mandarina, de mayor tamaño y más nociva que la velutina, llegue a Galicia, pero los científicos no ven un riesgo inmediato de que eso ocurra. «Ahora mismo no veo un riesgo inmediato. Esta especie está distribuida en Corea, China, Taiwán, Indonesia, en todas las zonas subtropicales de la región oriental de Asia. Estamos viviendo en una época con un comercio global realmente brutal, y cualquier año, más o menos inmediato, podría llegar. Yo creo que no es inmediata la llegada de esta especie, pero tenemos que estar atentos tanto a ella como a otros insectos que puedan llegar», explica Otero González.

Los científicos invitan a tomar precauciones para evitar la llegada de la avispa mandarina, pero también de otras especies invasoras, «a segunda causa de perda de biodiversidade», destaca Feás, quien apunta que los apicultores deben preocuparse, por ejemplo, por el escarabajo de las colmenas, cuya presencia ya se ha documentado en Portugal. Por su parte, Otero recuerda que hace poco se ha detectado en el Baixo Miño la presencia de un coleóptero que hace daño en árboles que producen fruta de hueso.

La vigilancia de las fronteras es esencial para evitar que las especies foráneas lleguen y se instalen en Galicia, destacan los investigadores. «La Administración debe tener un servicio de vigilancia entomológica (de insectos)», opina José Carlos Otero. Ese control debe realizarse en las aduanas, «nos portos de saída e de chegada» de las mercancías, apunta Feás, para quien «sería moi interesante poñer sobre a mesa qué medidas se poden adoptar» para evitar la llegada de especies invasoras y cuáles deben adoptarse una vez que se detecte su presencia.

José Carlos Otero explica que el control de especies invasoras no es inédito en Galicia. Él mismo coordina un servicio de vigilancia entomológica que puso en marcha la Consellería de Sanidade para tratar de evitar la llegada a Galicia del mosquito aedes, que ya fue detectado en algunos puntos de España y que puede transmitir enfermedades como el dengue o la fiebre amarilla. «Trampeamos muchos lugares de Galicia para tomar medidas al menor indicio de que haya ejemplares. De momento podemos decir que en Galicia no está presente, aunque no sabemos lo que ocurrirá dentro de tres meses».

Los apicultores de O Porriño alertaron hace algunos días del riesgo de llegada de la avispa mandarina en Galicia, que causaría, creen, mayores daños sobre las abejas que la velutina, debido, sobre todo, a su mayor tamaño. La avispa mandarina puede llegar a medir cinco centímetros, frente a los tres y medio que mide la avispa asiática. Sus alas alcanzan los 7,6 centímetros y su aguijón, los seis. Su picadura, igual que ocurre con la velutina, puede ser grave para el ser humano, e incluso provocar la muerte en caso de personas alérgicas.

La velutina, más presente

De momento, los especialistas llaman a la tranquilidad, porque por ahora no se ha documentado su presencia en Europa. En caso de que llegase, todo indica que, igual que ocurrió con la velutina, pueda asentarse, puesto que su hábitat natural es similar al de la avispa asiática, que ha colonizado ya toda Galicia: «Ten cada vez máis presenza e cada vez é máis urbana», dice Xesús Feás.

Precisamente hoy la Escola Galega de Apicultura organiza una jornada en Allariz dedicada a este insecto. Ha elegido la localidad ourensana porque prevé que la velutina experimente en esta provincia un importante avance durante este año, un dato significativo teniendo en cuenta que la ourensana es la demarcación con un mayor número de colmenas. El sector prevé organizar una concentración el día 4 de abril, precisamente en Ourense, para llamar la atención sobre este problema, según avanza la Asociación Galega de Apicultura (AGA).

La avispa asiática ya coloniza toda Galicia

maría santalla

Dos investigaciones gallegas aportan nuevos avances en la batalla contra la especie. Los científicos cuestionan el trampeo masivo en la lucha contra la velutina

Francia se enfrenta desde hace catorce años a la invasión de la avispa velutina y todavía no ha conseguido hallar un método eficaz para controlar su expansión. En Galicia, el insecto invasor se expande desde hace seis años sin que nada pueda frenarlo. Hay investigaciones prometedoras a uno y otro lado de los Pirineos, pero la velutina avanza a más velocidad que los tiempos de la ciencia, así que los apicultores, impotentes ante el ataque de la avispa asiática a sus colmenas, se han lanzado a idear y probar remedios caseros para frenar su avance y proteger sus colmenas. Hasta ahora, la fórmula más utilizada es el trampeo, que se realiza sobre todo en primavera para capturar las reinas que comienzan a formar sus nidos. Un sistema que en Galicia ha sido apadrinado por la Administración. La Xunta ha elaborado un protocolo de captura de reinas en primavera, divulga en su web consejos para la confección de trampas artesanales y distribuyó en primavera trampas y cebos entre los apicultores.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los científicos piden vigilar las fronteras contra invasores como la avispa mandarina