Prohibidas las quemas, y también las barbacoas

Medio Rural decide aplicar las medidas propias del periodo de alto riesgo dadas las adversas condiciones meteorológicas


Santiago de Compostela

La Administración gallega ha prohibido la quema de restos agrícolas y forestales dadas las condiciones del tiempo y el elevado riesgo de incendio. La medida afecta a los permisos ya concedidos. Sin embargo, son muchos los gallegos que se formulan las mismas pregunta. ¿Puedo hacer una barbacoa? ¿Existe riesgo de que el viento se lleve una brasa y se desencadene un fuego en una finca o un monte próximo? El artículo 36 de la actual ley gallega de incendios las permite fuera del período de alto riesgo, y que suele abarcar los meses de verano. Es decir, que un particular podría asar comida al aire libre en zonas agrícolas, forestales y en las de influencia de un monte. También en su casa, por supuesto.  Ninguna normativa se lo impide. Sin embargo, Medio Rural ha decidido establecer estos días las condiciones propias del período de máximo riesgo, dado el tiempo seco y el viento del nordeste, con lo que las barbacoas quedan también prohibidas. 

La actual normativa prevé otro supuesto para restringir esta práctica al aire libre fuera de la temporada de alto riesgo. Y es cuando el IRDI (Índice de riesgo de incendios) sea muy alto o extremo. La prohibición de llevar a cabo la quema de rastrojos (práctica que necesita una autorización de la Xunta) estará vigente hasta que cambien las condiciones y se mantiene siempre operativa en los meses de verano. En el período de mayor riesgo sí existe la posibilidad de que la Xunta autorice una barbacoa en el monte, como ya sucedió en Vigo y en Marín el pasado verano, pero tiene que ser bajo unas estrictas condiciones de seguridad. Las parrillas han de estar en casetas, con un suelo de hormigón que sobresalga un metro de los asadores, tejado y chimenea con un rejilla que impida la salida de chispas. La edificación deberá contar con zona de depósito para las brasas y de ceniza una vez apagado el fuego. También se deberá tener desbrozada la zona circundante a las barbacoas, retirado el material combustible muerto o podados los árboles próximos hasta una altura mínima de tres metros. Todas estas, condiciones, que no se cumplen en muchas de las áreas recreativas. 

Medio Rural justifica la decisión de haber prohibido las quemas de restos tras evaluar la evolución de la meteorología para los próximos días y una vez analizados «al por menor los diferentes indicadores técnicos que inciden en el riesgo de fuego en temporada de alto riesgo. También toda vez que la normativa (Decreto 105/2006, por lo que se regulan medidas relativas a la prevención de incendios forestales, a la protección de los asentamientos en medio rural y a la regulación de aprovechamientos y repoblaciones forestales) prohíbe las quemas cuando las condiciones meteorológicas puedan dificultar su control», explica en un comunicado.

Paralelamente, el departamento autonómico ha solicitado la colaboración de la ciudadanía, pidiendo, por un lado, que extremen las precauciones por el riesgo de incendios y, por otro, que alerten de cualquier actividad de carácter incendiaria de la que tengan conocimiento. La consellería mantendrá activado el teléfono gratuito 085 para que cualquier particular pueda llamar en caso de detectar algún incidente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Prohibidas las quemas, y también las barbacoas