Alerta en Tráfico por el repunte de atropellos mortales en Galicia

Este año han fallecido ya 7 peatones en las carreteras gallegas, la mitad que en todo el 2018

LA GUARDIA CIVIL REPARTE CHALECOS. El capitán de la Guardia Civil de Tráfico de A Coruña ayuda a un peatón a ponerse el chaleco
LA GUARDIA CIVIL REPARTE CHALECOS. El capitán de la Guardia Civil de Tráfico de A Coruña ayuda a un peatón a ponerse el chaleco

redacción / La Voz

Siete atropellos mortales en menos de tres meses. El dato es suficiente motivo para disparar la alerta en la Dirección General de Tráfico, que ha puesto en marcha un dispositivo especial para repartir chalecos reflectantes entre los peatones de riesgo y para tratar de concienciar a todos los usuarios de las carreteras gallegas para que extremen las precauciones. Del reparto de chalecos se encargarán los agentes de la Guardia Civil de Tráfico, que entregarán las prendas de alta visibilidad a peatones y ciclistas que se encuentren en la carretera.

Caminar sin chaleco por una carretera o un arcén puede ser castigado con 80 euros

El uso de una prenda reflectante es obligatorio para todos los peatones que caminen por una carretera o por el arcén de noche o en condiciones de poca visibilidad. Incumplir esa norma puede ser castigado con una multa de 80 euros. «Es una exigencia legal, pero también vital porque salva vidas», dijo este jueves el delegado del Gobierno, Javier Losada, al anunciar en plena carretera la puesta en marcha del dispositivo especial de vigilancia, que durará tres días (hasta este sábado). Losada recordó que en esta campaña colabora también la Xunta y pidió la ayuda de la sociedad en general para que se convierta en un hábito de seguridad el gesto de ponerse un chaleco al salir a caminar, o cuando se sale de un coche por una avería o por una emergencia en carretera.

En estos tres días se repartirán más de mil chalecos reflectantes de la DGT, pero también se siguen entregando todos los que cedió la Xunta y que se están distribuyendo en colegios, en centros sociales y municipales de toda Galicia. Los atropellos son desde hace años un verdadero problema en la comunidad, donde abundan las carreteras sin arcén que se extienden por travesías y zonas pobladas en las que los peatones realizan parte de su vida diaria en la carretera.

El perfil de la víctima

Por eso el perfil de la víctima de un atropello en las carreteras gallegas es el de un peatón mayor de 70 años, que cruza la calzada cerca de su casa o de su finca, que usa ropas oscuras, que no utiliza prendas reflectantes, y que es atropellado en momentos de escasa visibilidad.

La mayoría de los peatones muertos (los 7 de este año y los 14 del 2018) no llevaban puesta ninguna prenda reflectante, «y si la llevasen el resultado hubiera sido otro porque el conductor podría haberlo visto con mayor antelación», asegura Francisco Javier Molano, jefe de la Guardia Civil de Tráfico de Galicia. Según los estudios de la DGT, una persona con un chaleco puede ser vista a 150 metros de distancia, lo que ayuda a que los conductores adopten medidas preventivas.

A 90 km/h, el 95 % mueren

«Es muy importante que los conductores extremen las precauciones y reduzcan la velocidad al aproximarse a zonas pobladas y a travesías», advierte la coordinadora de la DGT en Galicia, María Victoria Gómez Dobarro. El objetivo es que si se produce un atropello las consecuencias no sean tan graves. Gómez Dobarro recuerda que los estudios indican que en un atropello a 80 km/h mueren el 95 % de las víctimas; a 50 km/h, el 50 %, y a 30 km/h, el 5 %. Los porcentajes se disparan cuando las víctimas son personas de edad avanzada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Alerta en Tráfico por el repunte de atropellos mortales en Galicia