Los gallegos ya pueden retirar sus medicinas en cualquier farmacia de España

Con la incorporación de Madrid esta semana, se completa la implantación de la receta electrónica interoperable


santiago / redacción

Fue la última comunidad en incorporarse, pero finalmente Madrid ya ha activado la receta electrónica interoperable, es decir, la posibilidad de que los pacientes de cualquier autonomía, con su tarjeta sanitaria, puedan recoger sus medicamentos en farmacias de toda España. Casi cuatro años ha tardado el servicio sanitario madrileño en relación a otras zonas, ya que por ejemplo Canarias implantó este modelo en julio del 2015. Galicia, por su parte, también fue de las madrugadoras, y sus farmacias estuvieron listas y certificadas por el Ministerio de Sanidad en marzo del 2017, detrás de Canarias, Extremadura, Navarra y Valencia.

No es raro que un paciente de otra comunidad quiera sacar sus medicamentos en una botica de Galicia y viceversa. Gallegos que viven fuera y pasan aquí temporadas, familiares de residentes en la comunidad, turistas que no han traído todos los fármacos que necesitan... Y en las farmacias están más que acostumbrados a resolver sus peticiones. En Valdés Cabo, una botica enclavada en el casco histórico compostelano, atienden a muchos usuarios de fuera, «al ser un sitio de paso vienen personas de todas las comunidades, es un proceso más lento que con un usuario gallego, pero lo utilizamos en muchas ocasiones».

Con ser más lento se refieren en esta oficina a que en Galicia -la única comunidad en la que ocurre esto- el operativo utilizado con un paciente del Sergas no es el mismo que con uno de fuera, por lo que si llega un usuario de otra comunidad con su tarjeta sanitaria los boticarios deben acceder a una web específica «por lo que es más lento debido a la forma de operar». Vicente Álvarez, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense y titular en una botica en el concello de O Bolo, es testigo directo de que los madrileños ya pueden operar con su tarjeta en las oficinas de toda España, «hoy hice mi primera dispensación de Madrid», cuenta. Coincide en que el programa es más engorroso, porque es diferente al que se utiliza con los usuarios del Sergas, por lo que se convierte en un proceso tedioso y lento, «funciona y punto», aclara.

Las limitaciones

Si un usuario de otra comunidad necesita su medicación crónica y está en Galicia, en las farmacias podrán darle los fármacos que tiene autorizados hasta el momento, pero no informarle sobre cuándo podrá retirar los siguientes. Esta limitación ocurre solo con las tarjetas de fuera y es común a toda España, es decir, tampoco un gallego que viaje a otra autonomía podrá obtener esta información.

Sesenta millones al mes

En enero de este año, la última cifra que maneja el Ministerio de Sanidad, Galicia gastó en recetas 61,4 millones de euros, algo menos que en el mismo mes del 2018. En lo que respecta al balance anual, fueron 710 millones de euros a lo largo de todo el pasado ejercicio, casi un 2 % más que en el 2017. Galicia fue de las comunidades que más contuvo su gasto, ya que la media de incremento del presupuesto destinado a recetas fue del 3 % y en Canarias se superó el 4,5 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los gallegos ya pueden retirar sus medicinas en cualquier farmacia de España