Comunidades que se saltaron el déficit recibieron cinco veces más fondos que las que sí se ajustaron

Cataluña y Valencia fueron las más beneficiadas, a cambio de un control de sus cuentas por parte del Estado

Imagen de archivo de un Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado en Madrid
Imagen de archivo de un Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado en Madrid

REDACCIÓN / LA VOZ

Las comunidades autónomas que se han ajustado el cinturón y cumplieron durante años, escrupulosamente, los objetivos de déficit se pueden contar con los dedos de una mano. Y sobrarían dedos. Se trata de Canarias, Galicia y País Vasco, territorios que en los últimos ejercicios lograron ajustar sus cuentas (básicamente, la diferencia entre ingresos y gastos) a los parámetros marcados por Madrid. Gracias a ese cumplimiento, Galicia pudo acogerse a una línea de financiación preferente del Estado: el fondo de facilidad. En total, casi 7.500 millones entre el 2012 y este 2019, según datos del Ministerio de Hacienda. Desde entonces, el Estado ha habilitado con esa línea 38.491 millones para las comunidades que se ajustaban. ¿Y las que no? Pues han recibido cinco veces más, hasta 195.071 millones en ese mismo período. En su caso, lo han hecho recurriendo al fondo de liquidez autonómica, el FLA, al que nunca se ha acogido Galicia (la única comunidad al margen de las del cupo en hacerlo) porque implica, de facto, un control de las cuentas por parte de Hacienda. En todo caso, un castigo laxo, admiten expertos consultados, porque esas autonomías pudieron seguir incumpliendo las reglas de gasto, pese a la inyección de fondos, y sus ciudadanos no se vieron tan penalizados por ajustes extra.

En cambio, por cumplir, el premio ha sido más que limitado. De hecho, la pelea de la Xunta ahora es poder invertir el superávit del 2018 -125 millones, porque obtuvo más ingresos que gastos- en sanidad, algo para lo que tiene que pedir autorización al Ministerio de Hacienda, que por ahora no ha respondido.

¿Y qué territorios fueron los más recompensados? Especialmente Cataluña (más de 70.000 millones del FLA durante los gobiernos de Mas y Puigdemont), la Comunidad Valenciana (50.000 millones, tanto con gobiernos del PP como del PSOE) y Andalucía (otros 25.000 millones).

La Xunta busca su premio «por no agitar banderas y pagar las facturas»

Juan capeáns
EFE

Feijoo reclama al Estado que responda por los incentivos que propuso por mantener el equilibrio contable

El presidente de la Xunta se ha empleado a fondo en los últimos tiempos para impedir que la oposición pueda ir más allá en sus críticas políticas a los ajustes presupuestarios o a su objetivo de mantener a raya las cuentas autonómicas y ser una comunidad «cumplidora».

Rompió esa lanza para reivindicar una nueva financiación, para vigilar el comportamiento del Estado con las instituciones más endeudadas o, ahora, por carta, para exigir acceso a grandes partidas económicas comprometidas si mantenía el control financiero y cumplía la regla de gasto. Como proclamó Feijoo en el décimo aniversario de su llegada al poder, Galicia busca su premio «por no agitar banderas y pagar las facturas».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Comunidades que se saltaron el déficit recibieron cinco veces más fondos que las que sí se ajustaron