Galicia la tierra de los mil arenales... catalogados

Esta primavera entrará en vigor el decreto por el que se catalogan los tramos urbanos y naturales de playas de Galicia, fijando además qué tipo de chiringuitos se pueden instalar en cada una

Playa de Rodas en las Illas Cíes
Playa de Rodas en las Illas Cíes

REDACCIÓN / LA VOZ

El Consello de la Xunta de Galicia ha aprobado el decreto por el que se catalogan los espacios naturales y urbanos de Galicia. El documento, que tomó como referencia el Plan de Ordenación do Litoral, reconoce un total de 987 playas. De ellas, 745 son naturales, 200 urbanas y 42 urbanas con planes de protección ou conservación de especies.

Este documento habilita una regulación concreta que no existía hasta el momento y que acerca seguridad jurídica, a la vez que define los límites de cada administración dentro de sus competencias en dichos tramos.

De este modo, las playas son parte del Domino Público Marítimo Terrestre (DPMT), titularidad del Estado, por lo que es esta administración, la central, la encargada de legislar y fijar su régimen de protección. A la comunidad autónoma le corresponde su ordenación, es decir la planificación territorial y urbanística; y a los concellos se les asigna la planificación de los usos del suelo, siempre dentro de la legislación de Costas.

En base a esta nueva clasificación, se considera playa urbana (o tramo) a aquella que esté integrada en un area urbana, que disponga de de algunos servicios como acceso peatonal y rodado o dispongan de suministro de agua potable. Por otro lado, se considera playa natural aquella que no cumpla ninguno de los servicios mencionados anteriormente. 

Sin embargo, se establece una distinción para las playas naturales que estén situadas en ámbitos que rija algún plan de conservación o protección de especies. Por lo que los usos de estas playas deben respetar lo establecido previamente.

Autorización de chiringuitos

En este decreto también se ordenan las características concretas que tendrán que cumplir los establecimientos de comidas y bebidas según las características de cada zona.

En las playas y tramos naturales las instalaciones serán de manera necesaria desmontables, temporales y con una superficie máxima de setenta metros cuadrados. Además solo podrán instalarse de mayo a junio.

En el caso de las playas urbanas, podrán ser instalaciones fijas o temporales. Las fijas tendrán una superficie máxima de doscientos metros cuadrados, y podrán incluir una zona de aseo de uso público y gratuito que no supere los treinta metros cuadrados. Por su parte, las temporales tendrán la misma superficie máxima de setenta metros cuadrados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Tags
Comentarios

Galicia la tierra de los mil arenales... catalogados