La Xunta niega en el pleito del eucalipto su carácter invasor y lo limita a una franja de 15 metros

En el contencioso con el Concello de Teo, recuerda el elevado impacto económico del cultivo en Galicia, que beneficia a 80.000 propietarios

Rebrote de eucaliptos tras un incendio en Ponte Caldelas
Rebrote de eucaliptos tras un incendio en Ponte Caldelas

redacción / la voz

La Xunta, a través de sus servicios jurídicos, se personó recientemente en la demanda interpuesta por el Concello de Teo en la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra la decisión del entonces Ministerio de Medio Ambiente de no incluir tres tipos de eucalipto en el catálogo de especies invasoras. En este pleito, la Consellería do Medio Rural acaba de aportar un informe en el que, en base a distintos estudios científicos y consideraciones socioeconómicas, se opone a que estos árboles sean considerados invasores. Así, rechaza que los eucaliptos se instalen con facilidad en ecosistemas naturales o seminaturales, pues históricamente se plantaron «en superficies desforestadas que dejaron de ser básicas para la economía agroganadera».

El Gobierno gallego asume la tesis de algunos estudios que limitan la dispersión de semillas germinadas «a una franja no superior a 10-15 metros de los límites de la plantación». Además, estas plántulas son sensibles «a la competencia vegetal» y tienen una tasa de mortalidad «significativa». La explotación de esta especie arbórea «en turnos de aprovechamiento cortos» limita la producción de semilla, alegan.

Sostiene la Xunta que el carácter pirófito del eucalipto -es decir, su capacidad de supervivencia y regeneración tras un incendio- no debe ligarse con el concepto de especie invasora, pues esta resistencia «no implica su dispersión fuera de los límites de la plantación».

En definitiva, el Gobierno gallego cree que la extensión del eucalipto no tiene nada que ver con el concepto biológico de especie invasora, sino con su rentabilidad socioeconómica. Su expansión es artificial, no natural, aducen. Así, rebate la argumentación del Concello de Teo de que los 300 millones de euros de beneficio anual (0,5 % del PIB gallego) «se reparten entre un reducido número de productores». La Xunta contrapone sus propios datos: hay 111.000 solicitudes de cortas cada año y esos 300 millones se distribuirían entre 80.000 propietarios asentados en núcleos rurales. Esto se hizo, recuerda la Xunta, sin ayudas públicas, que sí se destinaron a sustituir esta especie por frondosas o pinos.

El Ayuntamiento de Teo relacionaba directamente este cultivo con los incendios forestales, que suponen un gasto anual en extinción de 175 millones. Medio Rural cuestiona esta relación, y recuerda que Ourense, con el 68 % de las parroquias con alta actividad incendiaria, apenas cuenta con plantaciones de eucalipto. Ninguna de estas parroquias de la provincia de A Coruña se encuentran en zonas con alta producción de madera de eucalipto. «Es falaz asumir que el costo del dispositivo de extinción de incendios desaparecería erradicando el eucalipto», concluyen.

El Concello de Teo recuerda que el comité científico dictaminó que se trata de una especie invasora

El Concello de Teo respondió al informe de la Xunta recordando que el comité científico asesor de flora y fauna del Ministerio de Medio Ambiente emitió un dictamen en el 2017 que definía al eucalipto como una especie inequívocamente invasora, «mentres a Xunta considera probado o contrario». Este informe fue después relegado a una categoría anecdótica por el ministerio, en aquel momento en manos del PP, para frenar que se catalogara la especie como invasora. Y esta es la razón fundamental que motivó la demanda en la jurisdicción contencioso-administrativa.

El Ayuntamiento de Teo también cuestiona los controles administrativos para evitar la extensión del eucalipto en zonas con dominio de especies autóctonas. Recuerdan que solo las parcelas que superen los 10.000 metros cuadrados tienen que pedir permiso para explotar este cultivo, y que la nueva redacción del Plan Forestal de Galicia prevé un incremento de 25.000 hectáreas en la superficie de eucaliptales en Galicia.

La Xunta defenderá en los tribunales que no se declare invasor el eucalipto

pablo gonzález

Los Gobiernos gallego y asturiano se personan en la demanda del Concello de Teo

La vía judicial abierta por el Concello de Teo para anular la decisión del Gobierno de no incluir el eucalipto en el catálogo de especies exóticas invasoras ha hecho saltar las alarmas en los Ejecutivos gallego y asturiano, que ven con preocupación que la decisión tomada en su momento por el Gobierno del Rajoy pueda ser revertida en los tribunales y eso ponga en riesgo el sector que explota esta especie arbórea foránea, muy relevante en toda la cornisa cantábrica, especialmente para la industria papelera.

El Concello de Teo presentó recientemente una demanda en la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid cuestionando el procedimiento utilizado por el Ministerio de Medio Ambiente para no catalogar varias especies de eucaliptos como invasoras, lo que hizo desoyendo a su propio comité científico asesor, cuyos 19 miembros emitieron un dictamen unánime favorable a incluir al eucalipto en esta lista negra vegetal, en la que ya están especies como la acacia.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
48 votos
Comentarios

La Xunta niega en el pleito del eucalipto su carácter invasor y lo limita a una franja de 15 metros