Los facultativos que firmen el nuevo contrato cobrarán al menos 61.500 euros brutos al año

Elisa Álvarez González
Elisa Álvarez REDACCIÓN

GALICIA

LA VOZ

La Xunta sigue mejorando el contrato de continuidad que se ofrecerá a los médicos precarios que realizan sustituciones en el ámbito de la atención primaria

01 mar 2019 . Actualizado a las 11:36 h.

La Xunta sigue mejorando el contrato de continuidad que se ofrecerá a los médicos precarios que realizan sustituciones en el ámbito de la atención primaria. Los responsables del Sergas se reunieron con los sindicatos y acordaron reducir el ámbito geográfico al que se podrá destinar a estos facultativos. En un principio estos profesionales podrían trabajar en dos o más centros de un mismo distrito sanitario, y excepcionalmente en uno, pero con los cambios se dividen estos distritos en zonas más acotadas, con el fin de que el desplazamiento sea menor.

En la reunión se constituyó también la comisión de seguimiento de este nuevo contrato para realizar sustituciones, que fue respaldado por la coalición sindical médica CESM-O´Mega, además de por los sindicatos CSIF y UGT. Cada contrato especificará el centro o los centros de salud en los que el médico realizará su trabajo, siempre dentro de su zona geográfica. Podrán acogerse pediatras y médicos de familia de atención primaria, son voluntarios y tienen una duración mínima de un año y máxima de tres.

En cuanto a las retribuciones, los facultativos cobrarán un mínimo de 61.500 euros brutos anuales, ya que también percibirán los complementos de productividad. El Sergas quiere con esta nueva modalidad de contrato evitar que se marchen los médicos de familia que no están estables en el sistema, y retener a los que terminan el mir.

Campaña de prensa en Portugal

No solo eso. Ante el déficit de especialistas en estas dos áreas, pediatría y medicina de familia, el Sergas llevará a cabo una campaña para captar a facultativos en Portugal. Si hace unos años fueron los gallegos los que cruzaron la raya y se asentaron en el norte del país luso, ahora la Xunta se lanza a atraer a los especialistas que están trabajando allí. Lo hará explicando en los centros en los que se forman los facultativos de medicina familiar y comunitaria las condiciones del nuevo contrato, y con campañas específicas en la prensa portuguesa para animar a los galenos a trabajar en la sanidad gallega.

Este contrato surge tras la reivindicación de los colegios médicos gallegos de dar estabilidad a los profesionales que realizan sustituciones de días o semanas en la atención primaria. Los colegios pusieron como ejemplo el modelo vasco, pero en Galicia el contrato no ha sido aceptado por el colectivo de médicos al que se dirige, el de los facultativos precarios.

Disponibilidad 24 horas

Básicamente estos sanitarios ponen dos objeciones al sistema, que la jornada semanal máxima que se contempla sea de 48 horas semanales -ya que deben hacer de media dos guardias obligatorias al mes en los PAC- y la disponibilidad, ya que el borrador recoge que se «procurará» que el 60 % del calendario esté fijado mensualmente. El «procurará» es para este colectivo una forma de que en la práctica ni siquiera ese 60 % de su horario laboral esté previsto, lo que les obligará, aseguran, a una disponibilidad 24 horas.

La polémica

Los galenos sin especialidad, una excepción

El Sergas defiende de forma clara e inequívoca el sistema mir para las contrataciones y así lo ha defendido el vicepresidente Alfonso Rueda tras el Consello de la Xunta. Por eso Sanidade ha instado al Ministerio a incrementar el número de acreditaciones, a elevar las plazas de formación y a realizar una convocatoria extraordinaria. Rueda aseguró que los casos denunciados fueron «excepcionales» y puntuales, y se buscará una solución para ellos.  

Los facultativos que firmen el nuevo contrato cobrarán al menos 61.500 euros brutos al año

Elisa Álvarez

La Xunta sigue mejorando el contrato de continuidad que se ofrecerá a los médicos precarios que realizan sustituciones en el ámbito de la atención primaria. Los responsables del Sergas se reunieron con los sindicatos y acordaron reducir el ámbito geográfico al que se podrá destinar a estos facultativos. En un principio estos profesionales podrían trabajar en dos o más centros de un mismo distrito sanitario, y excepcionalmente en uno, pero con los cambios se dividen estos distritos en zonas más acotadas, con el fin de que el desplazamiento sea menor.

En la reunión se constituyó también la comisión de seguimiento de este nuevo contrato para realizar sustituciones, que fue respaldado por la coalición sindical médica CESM-O´Mega, además de por los sindicatos CSIF y UGT. Cada contrato especificará el centro o los centros de salud en los que el médico realizará su trabajo, siempre dentro de su zona geográfica. Podrán acogerse pediatras y médicos de familia de atención primaria, son voluntarios y tienen una duración mínima de un año y máxima de tres.

Seguir leyendo