Al menos siete atropellos mortales en Galicia en lo que va de año

El último se produjo ayer en San Cibrao das Viñas y perdió la vida un hombre de treinta años

Atropello mortal en la N-550
Atropello mortal en la N-550

Crece la alarma por el alto número de atropellos mortales registrados en la comunidad en los últimos meses. Desde que arrancó el 2019, al menos seis personas han perdido la vida en Galicia tras ser arrollados por un vehículo. La DGT ya advertía el pasado mes de enero que este tipo de sucesos están muy enraizados en el territorio gallego «vinculados a la dispersión geográfica, a la población mayor y al uso de prendas oscuras» y advertían de la necesidad de actuar sobre vías, vehículos y factor humanos -los tres factores que inciden en los atropellos- para disminuir su incidencia.

2 DE ENERO

Cambados. Un taxista de 40 años fue la primera víctima mortal de un atropello en el 2019. Sucedió de madrugada en la Vía do Salnés, a la altura de Corvillón (Cambados). Según las hipótesis de la Guardia Civil, el hombre se encontraba en medio de la carretera cuando se produjo el siniestro. Fue esquivado por un primer vehículo pero otros dos que venían detrás no pudieron esquivarlo y lo arrollaron, causándole la muerte.

16 de enero

Sada. Un vecino de Culleredo de 54 años perdió la vida en un atropello ocurrido a plena luz del día en la N-VI a su paso por Soñeiro (Sada). Eran alrededor de las dos de la tarde cuando, según los vecinos, la víctima cruzó la carretera por una zona indebida. Se trataba de un transportista que había parado cerca del lugar y cruzaba para ir a comer a una gasolinera, sin pasos de cebra próximos. Una mujer que circulaba con su vehículo trató de esquivarlo pero acabó por arrollarlo.

23 de enero

Catoira. La muerte de Eduardo Touriño conmocionó al ayuntamiento de Catoira, del que era primer teniente de alcalde por el PSOE. Touriño estaba trabajando como repartidor de pan cuando, tras bajarse de su furgoneta y abrir la puerta lateral, fue arrollado por un camión. En el momento del siniestro caía un fuerte aguacero. El fallecido tenía 46 años y dos hijas.

 11 de febrero

Valga. Un hombre de 87 años falleció pasadas las nueve y media de la mañana cuando cruzaba la N-550 por una zona cercana al Consistorio de Valga. Según los vecinos, cruzaba por una zona próxima a un paso de peatones cuando fue golpeado por un vehículo.

16 de febrero

Arteixo. Pasaban minutos de las diez y media de la noche cuando un hombre de 84 años de edad era atropellado por un motorista en la avenida de Pastoriza en el municipio coruñés de Arteixo. El siniestro fue fruto de un cóctel de imprudencias. La víctima cruzaba por un lugar indebido, a pocos metros de un paso de peatones y sin ninguna prenda reflectante. El conductor de la motocicleta, que también resultó herido, dio positivo en alcohol. Se le imputaron dos delitos: homicidio por imprudencia y contra la seguridad vial por conducir bajo los efectos de alcohol.

 27 de febrero

Burela. El accidente se produjo en la carretera N-642 a su paso por Burela. Hacia las 5:25 de la madrugada un hombre caboverdiano de 48 años residente en esta localidad fue atropellado por un vehículo en las inmediaciones del acceso al Hospital Público da Mariña.

4 de marzo

San Cibrao das Viñas. El siniestro más reciente tuvo lugar hacia las 21:30 de la noche, en la carretera OU-540 a la altura del kilómetro 10,200. Un vehículo C-15 arrolló a un hombre de 30 años y vecino de León que caminaba por el arcén sin chaleco ni ningún otro elemento reflectante. A pesar de que los sanitarios trataron de reanimarlo, el joven falleció en el lugar del accidente.

Galicia: 4 muertos en carretera este año, 3 en atropellos

José Manuel Pan
Atropello mortal ocurrido en Catoira en el que murió un repartidor de pan arrollado por un camión al bajarse de su furgoneta
Atropello mortal ocurrido en Catoira en el que murió un repartidor de pan arrollado por un camión al bajarse de su furgoneta

Alerta en Tráfico por el número de peatones fallecidos y porque al tradicional perfil de víctima en la comunidad se suma el de conductores arrollados al bajarse de sus vehículos

Que en Galicia haya cuatro muertos en accidentes de tráfico en un mes parece indicar un regreso a la tendencia de descenso en la siniestralidad en la carretera, después del repunte del año pasado, cuando perdieron la vida 104 personas. Pero si tres de esos cuatro muertos son peatones, la perspectiva es otra, porque ese es un tipo de accidente muy enraizado en Galicia, donde el peatón se juega la vida en travesías y arcenes mientras hace su rutina diaria. A esa circunstancia se añade el aumento de atropellos a conductores que se bajan de sus coches sin tomar medidas de protección. «En Galicia se ha mejorado significativamente la accidentalidad por atropello, muy propio de Galicia y vinculado a la dispersión geográfica, a la población mayor y al uso de prendas oscuras», asegura María Victoria Gómez Dobarro, coordinadora de la DGT en Galicia. Pero ha saltado la alerta y reconoce que se deben tomar medidas sobre los tres factores que inciden en los atropellos: vía, vehículo y factor humano.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Al menos siete atropellos mortales en Galicia en lo que va de año