Desalojado de un garaje de A Coruña el coche vecino del Porsche okupa

El propietario de la plaza logró, después de dos años de juicios por los impagos, que el juzgado le concediese la titularidad del vehículo para poder retirarlo


a coruña / la voz

Dos años de gestiones, tramitaciones, demandas e intentos de cobro se cerraron este lunes en A Coruña con un desahucio peculiar: el de un coche de alta gama, un Alfa Romeo, que hibernaba en la plaza de un garaje de la calle Torreiro sin que el dueño del espacio percibiese la cuota correspondiente. A su lado, y del mismo moroso, sigue esperando mejor futuro un Porsche, que suma también más de dos años de okupa en el mismo párking.

El viernes pasado, la familia que reclamaba el pago por el uso de la plaza en la que se encontraba estacionado el Alfa Romeo recibió, finalmente, el requerimiento judicial que le otorgaba la titularidad del vehículo, fórmula con la que, tras múltiples intentos y pese a tener declarado el alzamiento de bienes, les posibilitaba liberar la superficie. Aunque habían intentado que la grúa municipal, a través de la policía, o una empresa privada se llevasen el coche que estaba en su propiedad, las posibles repercusiones de retirar un bien del que no eran dueños les llevaron a iniciar el largo y proceloso camino judicial.

«En cuanto el viernes por la tarde me llegó la notificación judicial de que el Alfa Romeo era nuestro, envié el papel a Desguaces Paz, la empresa de A Grela que se prestó a echarnos una mano», contaba el portavoz de la familia. Pero todavía tendrían que salvar un paso más: había que obtener la confirmación de Tráfico de que le daba validez y se iniciaban los trámites para dar de baja el coche okupa. Eso sucedió este lunes por la mañana, y acto seguido se procedió al desalojo.

Para ahorrarse más costes de los ya asumidos -un año de impagos por la plaza tras un juicio en el que el moroso logró seguir ocupando el espacio abonando otra deuda acumulada anterior-, la propia familia se encargó de acceder al Alfa Romeo, desbloquearle la dirección y remolcarlo desde la segunda planta subterránea del párking a la calle. Allí ya se hizo cargo la grúa.

Lo que obtendrán por el automóvil, que irá directo a la chatarra, «no cubre los gastos e impagos», asegura la familia, que llegó a plantearse vender el Alfa Romeo para tratar de cubrir costes. «Pero solo la llave cuesta 250 euros, habría que pagar la puesta a punto, comprarle una batería, cambiarle las ruedas, que llevan dos años sin rodar...», enumera para dar idea de cuánto más les podría suponer. Así que, después de dos años de pelea, se conforman con haber recuperado la plaza. «Cuando estábamos maniobrando para sacar el Alfa un vecino ya se mostró interesado por alquilarla, así que a ver si esta vez hay suerte», comentó el portavoz de la familia afectada por el caso del coche okupa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Desalojado de un garaje de A Coruña el coche vecino del Porsche okupa