Fomento recupera el límite de 120 por hora en los 36 kilómetros de la autovía A-52 en mal estado

Había rebajado a 100 la velocidad máxima como medida de precaución ante las malas condiciones de la calzada

Tramo de la A-52 en la provincia de Ourense en el que se había rebajado a 100 el límite de velocidad debido al mal estado del firme
Tramo de la A-52 en la provincia de Ourense en el que se había rebajado a 100 el límite de velocidad debido al mal estado del firme

redacción / la voz

El Ministerio de Fomento recuperó este jueves el límite genérico de 120 km/h en los tramos de la autovía A-52 de la provincia de Ourense en los que había reducido la velocidad a 100 como precaución ante el mal estado del firme. La limitación de la velocidad máxima afectaba a un total de 36 kilómetros de la autovía de las Rías Baixas, que comunica el sur de Galicia con la Meseta y que soporta un gran tráfico de vehículos pesados.

En los tramos más afectados de la A-52 hay numerosos parches en la calzada, en especial en el carril derecho, el que más sufre el paso de los camiones, por lo que es casi continua la presencia de equipos de conservación de la calzada. En el tramo en el que se redujo la velocidad hay un radar fijo de la DGT, que no bajó el punto de activación y permaneció como si el límite siguiese siendo de 120.

Tanto la A-52 como la A-6, que es la salida norte de Galicia, tienen numerosos tramos en los que se aprecian continuos rebacheos. Esta autovía permanece a la espera de una reforma integral que ya fue anunciada por el Ministerio de Fomento para tratar de que esta carretera recupere los índices de seguridad y de comodidad propios de una autovía de altas prestaciones. La falta de inversiones en los últimos diez años, los temporales y el incremento del tráfico de camiones ha maltratado esta vía.

A botes por la A-6 en el límite de Galicia

Suso Varela

Los conductores que entran y salen por la Autovía del Noroeste se quejan del firme bacheado y de parches que no drenan

La Autovía del Noroeste a su paso por las montañas de Lugo y del Bierzo se ha convertido en un suplicio para los miles de conductores que la utilizan a diario (según datos de Fomento del 2017 unos 8.000 al día por el túnel de Pedrafita). La falta de inversiones en conservación de carreteras durante esta década, la sucesión de temporales de invierno y el aumento del paso de vehículos (un 30 % pesados) fue dejando huellas evidentes en los casi 60 kilómetros de autovía entre Baralla y Villafranca del Bierzo, un trazado que se fue inaugurando entre 1998 y el 2002.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Fomento recupera el límite de 120 por hora en los 36 kilómetros de la autovía A-52 en mal estado