Detenidos tras huir por la AP-9 tirando 3,9 kilos de bellotas de hachís a la Guardia Civil

Los cuatro arrestados se saltaron un control de carretera en el peaje de Vilaboa iniciando una huida de 16 kilómetros

Foto de archivo de un control de tráfico de la Guardia Civil
Foto de archivo de un control de tráfico de la Guardia Civil

Vigo / La Voz

Un BMW, cuatro ocupantes y 3,9 kilos de hachís en forma de bellotas. Lo que iba a ser un mero transporte más de droga en las Rías Baixas, usando la AP-9, derivó en una persecución de 16 kilómetros al saltarse un completo control de la Guardia Civil. Todo empezó en el área de peaje de Vilaboa (Pontevedra) pasadas las 20.30 horas del lunes. El operativo, orientado a los conductores que circulaban en dirección Vigo, saltó por los aires al paso de este BMW ocupado por dos mujeres y dos hombres, uno de nacionalidad marroquí y tres españoles. El turismo, a medida que se acercaba a los agentes, aminoró la velocidad en aparente actitud colaboradora, como cualquier otro conductor que llegaba al control.

Una vez cerca de los guardias, casi pegado, el BMW arrancó bruscamente obligándolos a esquivar su arrancada. La sorpresa inicial se solventó con la rápida reacción de un agente, que hizo de punta de lanza y emprendió la persecución en moto. A medida que el BMW avanzaba en dirección Rande, el motorista comprobó que los ocupantes lanzaban por las ventanillas del coche pequeños objetos que el agente, incluso, tuvo que esquivar aminorando la velocidad en plena persecución para garantizar su integridad. La fuga se prolongó durante 16 kilómetros, concretamente hasta la única área de servicio que hay entre Pontevedra y el puente de Rande.

Área de servicio

El vehículo se incorporó a la gasolinera reduciendo la velocidad pero sin detenerse. El mismo agente motorizado comprobó cómo un ocupante lanzaba una bolsa por la ventanilla mientras proseguían su camino para reincorporarse a la autopista. Pero la persecución ya tenía los segundos contados. Poco después de acceder a la AP-9 fue bloqueado por coches de la Guardia Civil que pusieron punto final al asedio. Los cuatro ocupantes fueron arrestados de inmediato por huir del instituto armado y, al conocerse la motivación de la persecución, tráfico de drogas. La bolsa de plástico lanzada desde el BMW, a su paso por el área de servicio, no tardó en aparecer. Dentro había numerosos paquetes de hachís en forma de bellotas, por lo que se concluyó que los objetos lanzados al agente que los persiguió en moto podían formar parte de la remesa de hachís.

Pasadas las 21.30 horas, en ese mismo tramo de 16 kilómetros que hay entre el área de peaje de Vilaboa y la gasolinera, fueron varios vehículos de la Guardia Civil los que repitieron el recorrido, con agentes incluso a pie, inspeccionando las cunetas para localizar el mayor número de bellotas posible. Finalmente, se recuperaron 3.890 gramos que ya se custodian en la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra. Mientras, los detenidos, inicialmente, fueron trasladados al puesto de Moaña por una cuestión de competencia territorial, aunque está previsto que la Policía Judicial ?Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA)? de Pontevedra se haga cargo de la investigación.

Carné sin puntos

La guinda del operativo aún estaba por llegar. Sucedió durante la identificación de los detenidos. Y es que el encargado de conducir durante la huida tiene el carné retirado por pérdida de puntos. Por lo que también tendrá que afrontar otro delito contra la seguridad vial. La Guardia Civil de Tráfico sometió a los arrestados a controles de alcohol y drogas, dando negativos todos los resultados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Detenidos tras huir por la AP-9 tirando 3,9 kilos de bellotas de hachís a la Guardia Civil