Abel Caballero: «O que se afunde é un peirao do porto de Vigo, sen discusión»

Domingos Sampedro
Domingos Sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

XOÁN A. SOLER

El regidor vigués advierte que el accidente de O Marisquiño tuvo lugar porque «o que se funde e colapsa» es una estructura propiedad del Puerto

19 feb 2019 . Actualizado a las 22:13 h.

Acompañado de un par de colaboradores, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, acudió este martes al Parlamento gallego para responder a las preguntas de la comisión de investigación que intenta determinar las causas del accidente del Festival do Marisquiño, que dejó un balance de 467 heridos. Y no perdió ni un minuto en lanzar una puya a quien suele señalar como adversario político, el presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijoo, pues antes de cruzar la puerta del pazo de O Hórreo dijo que la última vez que la pisó fue para asistir a la aprobación de la ley del área metropolitana de Vigo, en julio del 2016, «que después Feijoo reventó, como hace siempre», remachó.

Dentro de la comisión, el regidor vigués utilizó la lengua gallega y un tono muy severo para defender la autonomía local y poniendo en duda que el Parlamento fuera competente para fiscalizar al Concello de Vigo o al gobierno local. Citó diferentes informes de los servicios municipales, de los servicios jurídicos de la Cámara gallego o del Consejo de Estado para avalar su postura. «Si eu fago unha comisión de investigación no Concello de Vigo e chamo ao presidente do Goberno de España non ven, como é lóxico», subrayó Caballero, para establecer una diferencia similar entre la Administración autonómica y la local.

Con todo, el alcalde socialista no evitó responder a las preguntas sobre el fondo del accidente de O Marisquiño. En todo momento aludió a la zona donde se produjo el siniestro como «estrutura portuaria» y advirtió que la autorización fundamental para el festival fue la de la Autoridad Portuaria de Vigo, que va «establecendo as condicións» y lugares de las actividades. Es más, advirtió que cuando el puerto dijo no le daría autorización a otra actividad de este tipo, «non se fixo e foise para A Coruña».