Médicos extracomunitarios sin mir, en la calle tras años trabajando en el Sergas

«Estamos colegiados, hemos salvado vidas y no conocemos una queja acerca de nuestro trabajo»

Un grupo de los médicos extracomunitarios que se han quedado sin contrato en el Sergas
Un grupo de los médicos extracomunitarios que se han quedado sin contrato en el Sergas

Santiago / La Voz

Son más de 40 facultativos, repartidos en las áreas de A Coruña y Santiago, y hace unos días recibieron una llamada del Sergas diciéndoles que no los contratarían más. «A mí, teniendo una guardia programada para ese fin de semana, y con el contrato firmado», explica Alejandro Ferrer, médico con el título homologado, pero sin la especialidad reconocida por el ministerio. Llevan años realizando sustituciones en los centros de salud y los puntos de atención continuada, siempre que se acababan las listas de médicos con mir. Y a ello han dedicado sus últimos años, en algunos casos a tiempo completo. Son el colectivo de médicos eventuales sin mir del Sergas, que se han agrupado para defenderse y negar algunas de las cosas que se han dicho de ellos.

«Estamos colegiados, pagamos un seguro de responsabilidad civil y en estos años no conocemos una queja de jefes de servicio o coordinadores de PAC acerca de nuestro trabajo o preparación. Hemos salvado vidas y contribuido a mejorar la calidad de vida de los pacientes», explican. En el caso de Alejandro, por ejemplo, cirujano vascular en Cuba, dejó de trabajar en un hospital privado para hacerlo solo en el Sergas, ya que los llamamientos eran muy frecuentes. Desde noviembre del 2011 hacía sustituciones e incluso realizó un período de formación al llegar de Cuba en el centro de especialidades de O Ventorrillo. «Nos han capacitado los mismos docentes que están el Sergas», dice.

Los médicos sin la especialidad reconocida, a quienes se les ha rescindido el contrato en la sanidad pública, no entienden la decisión y saben que solo los llamaban cuando se acababan las listas de sustitutos mir. Lo que no aceptan es que se diga que son una amenaza para la población o que se alarme a la gente. «Somos tan profesionales como cualquiera, hemos estado formándonos y reciclándonos y tenemos experiencia de años», explica Ferrer. Hay comunidades, como Madrid o Valencia, en donde a estos médicos se les hace contratos más estables.

En España hay más de cinco mil médicos extracomunitarios que esperan a que el Ministerio de Sanidad resuelva su expediente. Tienen la homologación del título de Medicina, pero no el reconocimiento de la especialidad. El Sergas ha reclamado en varias ocasiones a Madrid que agilice esas peticiones. En el caso de Ferrer, por ejemplo, le denegaron la especialidad porque en Cuba cirugía vascular son dos ciclos de cuatro y tres años, y aquí, uno solo de cinco, «cuando en la resolución del BOE que regula el reconocimiento ya se explica que es una equivalencia, y si hay un déficit en el programa de estudios puede hacerse un examen o una rotación».

Una decena, en el paro

De los más de cuarenta médicos afectados en A Coruña y Santiago, alrededor de diez trabajaban solo en el sector público, por lo que se han quedado en el paro. El resto lo compaginaban con la medicina privada, otro motivo por el que no aceptan que se cuestione su profesionalidad: «No es lógico ni coherente trasladar tan infame opinión a la ciudadanía». Dicen que si bien para trabajar en el sistema público de salud es preciso tener una especialidad médica vía mir, no hay ninguna norma que ampare la no contratación en casos excepcionales, siempre de forma eventual para cubrir bajas y vacaciones «y sin afectar a las listas oficiales de contratación».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Médicos extracomunitarios sin mir, en la calle tras años trabajando en el Sergas