La jueza De Lara se enreda aún más en la larga operación Pokémon

Tras el correctivo de la Audiencia Nacional, espera a saber si el Poder Judicial la expedienta


lugo

Enredada en su propia red. La jueza lucense Pilar de Lara se atasca en sus larguísimas macrooperaciones y no deja de recibir correctivos. El último es de la Audiencia Nacional que le ha dicho que se quedase, y que por lo tanto siguiese con la instrucción que inició en 2011, con una voluminosa pieza de las muchas que creó en la inacabable operación Pokémon. Es la referida al grupo Vendex que, entre otras concesiones, tuvo la polémica ORA de Lugo. Como la empresa tiene su sede en Madrid, y en la investigación hay ramificaciones con negocios en otras ciudades, De Lara quería que la instrucción la siguiesen en Madrid. Pero no, no será así.

Este rechazo viene a sumarse a una lista de asuntos tumbados a esta magistrada que, por ahora, no ha conseguido que ninguna de sus operaciones salga adelante. La magistrada está pendiente, además, de la resolución de un expediente que tiene abierto en el Consejo del Poder Judicial por «retrasos injustificados» en la instrucción de causas penales.

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo empezó con mal pie la Pokémon, una de las causas judiciales más mediáticas y complejas en Galicia. Uno de los principales involucrados en la misma, según la investigación, el exconcejal lucense y expresidente de la Confederación Hidrográfica, Francisco Fernández Liñares, tuvo que ser puesto en libertad al considerar la Audiencia Provincial «nula de pleno derecho» la prórroga de su detención. El tribunal apreció que De Lara le tuvo detenido más tiempo del debido: pasó más de 72 horas sin que le hubiera tomado declaración. Esa libertad se produjo a principios de 2013.

Otro traspié en la Pokémon fue la imputación por cohecho del que era alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela. El regidor pasó en esa situación hasta noviembre de 2014, a pesar de que tanto él como su abogado advirtieron de una equivocación: confundieron su voz con la de otro en la grabación de una conversación con el delegado de la empresa Vendex en Galicia. Tanto el entonces regidor como su abogado reclamaron con insistencia la intervención de quienes hicieron y analizaron las escuchas, pero tal solicitud no llegó a ser atendida por la instructora. Finalmente, la grabación fue enviada a Madrid para ser analizada por el equipo de acústica de la Policía Nacional, que determinó que no era Rey Varela el que participaba en la conversación.

Operación fracasada

No se sabe lo que puede ocurrir con la pieza de Vendex que ahora regresa a Lugo. La operación madre, es decir la Pokémon, está tan enredada que puede acabar fracasando, según entienden algunos abogados que están presentes en la misma. Como ejemplo citan los archivos impuestos por la Audiencia Provincial de Lugo a algunas partes, como el caso de la adjudicación de la grúa municipal de Lugo, que había supuesto la imputación de quien fuera alcalde, el socialista José Clemente López Orozco. Tampoco se apreciaron delitos con relación a una vieja fábrica en Lugo. Algunos alcaldes y concejales que se vieron involucrados en la operación también acabaron desimputados.

La pieza de Vendex va en el mismo camino de eternizarse en el tiempo al igual que sucedió con otras de sus hermanas. Lleva ya un total de 95 tomos. La tardanza es tan notoria que en la Audiencia Nacional se sorprendieron del hecho de que solo para tratar de inhibirse en la instrucción, la jueza tardó en enviar la documentación tres años, después de haber dictado el correspondiente autor.

Mientras los implicados en la presunta trama de Vendex tienen una larga espera, la jueza instructora afronta otra más corta, pero decisiva. Es posible que no tarde mucho en conocer la resolución del expediente que le tiene abierto el Consejo del Poder Judicial por supuestos «retrasos injustificados» e incluso por haber adoptado decisiones «que con manifiesto abuso procesal, generen aumentos ficticios del volumen de trabajo». Si finalmente el citado órgano aprecia algún tipo de hecho irregular, la magistrada podría ser sancionada con una multa, o suspendida durante algún tiempo. Lo último que se supo en relación con este expediente es que el promotor de la acción disciplinaria contra la jueza lucense rechazó las alegaciones que presentó. El día en que la magistrada prestó declaración en Madrid, dentro de este caso, dijo que los retrasos estaban justificados y, además, alegó que no eran responsabilidad suya.

Uno de los retrasos más destacados, superior al de la Pokémon, es el de la operación Carioca, para desmontar una trama de burdeles en Galicia. Comenzó hace diez años, y no hay trazas de que los implicados se sienten próximamente en el banquillo.

MÁS INFORMACIÓN

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

La jueza De Lara se enreda aún más en la larga operación Pokémon