«Si tengo 70 pacientes en consulta, como hoy, temo cometer errores»

Ángel Paniagua Pérez
Ángel Paniagua VIGO / LA VOZ

GALICIA

Susana Aldecoa, en su centro
Susana Aldecoa, en su centro M.MORALEJO

Los médicos de familia propondrán cambios al Sergas porque «la primaria se deteriora con las gerencias de área». Susana Aldecoa es la presidenta de la Asociación Galega de Medicina Familiar

15 feb 2019 . Actualizado a las 12:00 h.

En plena crisis de la atención primaria, la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec) acaba de elegir presidenta a Susana Aldecoa (Vigo, 1964), la primera mujer en el cargo. Su elección no parece casual: hace dos años dimitió como jefa de servicio del centro de salud de Beiramar por hartazgo y que forma parte del colectivo de dimisionarios de Vigo.

-¿Cómo está la atención primaria gallega?

-Estamos en un momento de evidente crisis, de hartazgo por el deterioro progresivo. Tenemos la sensación de que cada vez tenemos cada vez menos peso en la sanidad gallega, cuando nuestro papel debe ser primordial, porque es el sitio natural de los pacientes.

-Llevan años con ese discurso.

-Es cierto, pero se ha acentuado en los últimos tres o cuatro por la no sustitución del personal. La saturación se acelera. En mi centro de salud, por ejemplo, somos siete médicos y hoy faltaban cuatro. Nos cubrieron cuatro horas de uno; así que el resto de pacientes nos los repartimos y pasamos a algunos para la tarde.

-Una agenda normal son 37 pacientes. ¿Cuántos le tocaron?

-Me tocó a mí venir por la tarde, así que tuve 70 pacientes.

-¿Y puede garantizar que cuando atiende al paciente número 70 la calidad asistencial que recibe es la misma que la del número 5?

-Reconozco que paso miedo cuando es así porque estoy cansada y puedo cometer errores. A veces le explico al paciente que me disculpe, que estoy cansada... Pero no se trata de lloriquear, no es algo que me pase a mí, nos pasa a muchos, no es excepcional.

-Existe cierto consenso sobre que hace falta una reforma de la atención primaria. ¿Cuál debe ser su papel ideal?

-Debe centrarse en un paciente que vive en un entorno. Esto exige educación para la salud en barrios, atención comunitaria para fomentar estilos de vida y el bienestar emocional, atención a la cronicidad coordinada por nosotros y utilizando el hospital cuando sea preciso. Hay que trabajar con recursos sociales, con farmacias, con recursos de ocio y deportes... El ciudadano debe entender que su salud le pertenece y debe usar recursos.

-Seguro que ese discurso genera un consenso absoluto. ¿Qué falta para que se ejecute?

-Falta creer en ello. Estamos en una deriva hacia lo agudo, hacia sobrevivir el día a día, que nos aleja de todo esto. Necesitamos que se reordene la atención para centrarnos en la cronicidad, en la salud y no en la enfermedad. Pero hacen falta más recursos.