«Si tengo 70 pacientes en consulta, como hoy, temo cometer errores»

Los médicos de familia propondrán cambios al Sergas porque «la primaria se deteriora con las gerencias de área». Susana Aldecoa es la presidenta de la Asociación Galega de Medicina Familiar

Susana Aldecoa, en su centro
Susana Aldecoa, en su centro

Vigo / La Voz

En plena crisis de la atención primaria, la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec) acaba de elegir presidenta a Susana Aldecoa (Vigo, 1964), la primera mujer en el cargo. Su elección no parece casual: hace dos años dimitió como jefa de servicio del centro de salud de Beiramar por hartazgo y que forma parte del colectivo de dimisionarios de Vigo.

-¿Cómo está la atención primaria gallega?

-Estamos en un momento de evidente crisis, de hartazgo por el deterioro progresivo. Tenemos la sensación de que cada vez tenemos cada vez menos peso en la sanidad gallega, cuando nuestro papel debe ser primordial, porque es el sitio natural de los pacientes.

-Llevan años con ese discurso.

-Es cierto, pero se ha acentuado en los últimos tres o cuatro por la no sustitución del personal. La saturación se acelera. En mi centro de salud, por ejemplo, somos siete médicos y hoy faltaban cuatro. Nos cubrieron cuatro horas de uno; así que el resto de pacientes nos los repartimos y pasamos a algunos para la tarde.

-Una agenda normal son 37 pacientes. ¿Cuántos le tocaron?

-Me tocó a mí venir por la tarde, así que tuve 70 pacientes.

-¿Y puede garantizar que cuando atiende al paciente número 70 la calidad asistencial que recibe es la misma que la del número 5?

-Reconozco que paso miedo cuando es así porque estoy cansada y puedo cometer errores. A veces le explico al paciente que me disculpe, que estoy cansada... Pero no se trata de lloriquear, no es algo que me pase a mí, nos pasa a muchos, no es excepcional.

-Existe cierto consenso sobre que hace falta una reforma de la atención primaria. ¿Cuál debe ser su papel ideal?

-Debe centrarse en un paciente que vive en un entorno. Esto exige educación para la salud en barrios, atención comunitaria para fomentar estilos de vida y el bienestar emocional, atención a la cronicidad coordinada por nosotros y utilizando el hospital cuando sea preciso. Hay que trabajar con recursos sociales, con farmacias, con recursos de ocio y deportes... El ciudadano debe entender que su salud le pertenece y debe usar recursos.

-Seguro que ese discurso genera un consenso absoluto. ¿Qué falta para que se ejecute?

-Falta creer en ello. Estamos en una deriva hacia lo agudo, hacia sobrevivir el día a día, que nos aleja de todo esto. Necesitamos que se reordene la atención para centrarnos en la cronicidad, en la salud y no en la enfermedad. Pero hacen falta más recursos.

-¿Por qué rompieron las sociedades médicas y los colegios con los grupos de trabajo?

-Porque desatendieron dos aspectos clave: que primaria tenga un presupuesto propio y una estructura directiva propia.

-¿Por qué son importantes?

-Porque la primaria se deteriora desde que hay gerencias integradas, desde que no hay una estructura directiva. Hemos dejado de tener voz. Y que nuestro presupuesto no se traspase al hospital.

-El conselleiro los convocó en los últimos días para reconducir esa relación.

-Sí. Nos presentaron un organigrama de las áreas sanitarias que solo es un cambio de nombre del actual y nos dicen que funcionalmente será diferente. Pero queremos que conste. Hemos quedado en que nosotros, Agamfec, les presentaremos una propuesta la próxima semana.

-¿Y el dinero?

-Nos enseñaron los presupuestos de los últimos años, pero no sabemos dónde terminó ese dinero, porque creemos que hay fondos que pasan al hospital, y no nos lo niegan.

-Entonces, ¿volverán a los grupos de trabajo si hay una segunda fase?

-Lo que nos trasladan es que los grupos ya han terminado.

Médicos precarios: «Facemos moi mala medicina cando estamos só un día nunha consulta»

Elisa Álvarez
Alicia Colmeiro, Alicia Losada y Daniel de Bernardo rechazan el nuevo contrato del Sergas
Alicia Colmeiro, Alicia Losada y Daniel de Bernardo rechazan el nuevo contrato del Sergas

Dicen que su situación no solo es difícil para ellos: «Os doentes entran e ao non ver ao seu doutor marchan»

Alicia Colmeiro, 30 años. Alicia Losada, 31. Daniel de Bernardo, 33. Los tres, médicos de familia del área sanitaria de Santiago. Los tres, médicos precarios. Daniel, en concreto, ha dejado de serlo recientemente tras lograr una interinidad en el PAC de A Estrada. Se habla mucho de los contratos de días, del deterioro de la primaria, de la sobrecarga asistencial, de las horas en la carretera. Pero ellos también hablan de los pacientes. De cómo no puede ejercerse la medicina de familia, la más cercana, la que exige confianza, cuando el enfermo ve tres facultativos en un solo mes... «Facemos unha moi mala medicina cando estamos un día ou unha semana nunha consulta. Non chegas a un nivel de implicación», dice Losada.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Tags
Comentarios

«Si tengo 70 pacientes en consulta, como hoy, temo cometer errores»