Seis direcciones, coqueteos y candidatos frustrados en un partido que no acaba de cuajar


redacción / la voz

«¿Medidas para Galicia? Tenemos las generales para toda España». La frase la pronunciaba el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en una entrevista concedida a La Voz en diciembre del 2015, solo unos días antes de las elecciones generales. Su partido consiguió entonces un diputado de los 23 que se disputaban en Galicia. Seis meses después, en junio del 2016, volvían a celebrarse elecciones al Congreso y Ciudadanos perdía ese diputado. Ese mismo septiembre lo intentaba en las elecciones gallegas con Cristina Losada, pero la candidata no consiguió representación y desapareció inmediatamente de la escena política. Dieciséis concejales en doce corporaciones municipales es la única presencia política de Ciudadanos en Galicia y la marca que intentará batir en las elecciones de mayo. Mirando hacia más allá del Padornelo no debería tener la formación de Albert Rivera muchos problemas para conseguirlo: en Cataluña fueron la fuerza más votada, en Madrid fueron decisivos y en Andalucía acaban de serlo. Y, sin embargo, en Galicia no acaban de cuajar.

En apenas cuatro años han pasado por la dirección de Ciudadanos en Galicia seis personas distintas e incontables líderes municipales. Han coqueteado con fichajes estrella que arrebatarían al Partido Popular, como el exconselleiro Javier Guerra, o con veteranos líderes socialistas como Francisco Vázquez o José Manuel Pachi Vázquez. Pero a expensas de que, a tres meses de las municipales, se conozcan buena parte de sus candidatos, el único fichaje que se ha concretado es el de Juan Miguel Diz Guedes, exdelegado del Gobierno, en Tui.

La crisis de A Coruña, donde, ante una fuerte contestación interna, se ha decidido retirar de la candidatura al catedrático José María Paz Gago, es un capítulo más en la trayectoria de un partido que no acaba de encontrar la receta para consolidarse en Galicia. La encuesta elaborada por Sondaxe que La Voz publica este fin de semana le augura una ligera mejoría, pero sin duda los nueve concejales que sumaría en las siete ciudades no colman las aspiraciones de un partido que aspira a gobernar España. El tiempo le ha demostrado a Albert Rivera que para Galicia no sirven, o al menos no bastan, aquellas «medidas generales para toda España» que proponía en el 2015. Con Vox pisándole los talones, la formación naranja tiene poco más de tres meses para encontrar el ingrediente secreto del éxito gallego.

Ciudadanos oculta a sus candidatos tras abrir una crisis interna con el de A Coruña

Carlos Punzón
José Araújo, José María Paz Gago y María Rey
José Araújo, José María Paz Gago y María Rey

Sorprendió con su fichaje en Ourense, pero tendrá que tirar de afiliados sin perfil público para cubrir su plantel urbano

En las elecciones municipales del 2015 el cabeza de lista de Ciudadanos en Vigo desapareció del mapa y de la candidatura en el primer día de campaña. La confusión generada entonces no hizo más que alimentar los conflictos internos suscitados en las agrupaciones locales de un partido que nutría su arranque de una amalgama de ex militantes de otras formaciones y de neófitos de la política, casi con tantos planes y objetivos como integrantes.

Las pugnas intestinas, que acabaron con expulsiones, duros reproches y hasta denuncias, fueron superadas con una notable expansión hasta acercarse al centenar de grupos locales gracias al empuje logrado en Cataluña y el sexto cambio de roles en la dirección del partido en Galicia, ahora bajo la responsabilidad más profesional y en sintonía con la cúpula estatal del partido del ex UPyD Laureano Bermejo. Pero pese a esa expansión, Ciudadanos sigue sin lograr presencia en el debate político gallego, ni municipal.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Seis direcciones, coqueteos y candidatos frustrados en un partido que no acaba de cuajar