Ryanair llegó a Galicia detrás del dinero público y se va de Vigo al no lograr más

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

Vuelo inaugural Vigo-Edimburgo  en el aeropuerto de Peinador en marzo de 2017
Vuelo inaugural Vigo-Edimburgo en el aeropuerto de Peinador en marzo de 2017 M.Moralejo

Dejó por lo mismo Valencia, Valladolid, Reus, Lérida, Gerona, Asturias, Bilbao y Granada

24 may 2021 . Actualizado a las 20:04 h.

Ryanair llegó a Galicia en el 2005 atraída por la voluntad de varias instituciones públicas de habilitarle una pista a medida construida con subvenciones millonarias. Las aportaciones de dinero público han determinado en gran medida los desembarcos de la aerolínea irlandesa hasta en aeropuertos de dudosa capacidad de atracción. Pero al igual que la compañía de bajo coste ha demostrado su capacidad para instalarse donde la tratan bien económicamente, cosecha infinidad de antecedentes de fugas allí donde ha dejado de recibir subvenciones o no se atienden a sus exigencias de mejora.

Vigo es el último ejemplo de dicha política acuñada por Ryanair. Tras obtener 4,4 millones de euros por operar en tres temporadas estivales y la ruta a Barcelona todo el año, la aerolínea anuncia su marcha tras no conseguir triplicar lo que las arcas municipales viguesas le aportaban.

«No querían ni seguir con una cantidad económica razonable, ni asegurar que volaba desde Vigo, ni comprometer a dónde», desveló ayer Abel Caballero.