Un incidente en la base de la Brilat pone en la picota los exámenes para cabo

Varios soldados salieron y volvieron a acceder al aula para contestar cinco preguntas de reserva por un error del examinador

Desfile en la Brilat de Pontevedra
Desfile en la Brilat de Pontevedra

El 16 enero se celebraron en distintos acuartelamientos de toda España unas oposiciones internas para ascender a cabo. Tres semanas después, este proceso podría tener que repetirse si prosperan las instancias que se han tramitado como consecuencia de un incidente ocurrido en la base de la Brilat en Pontevedra. Aquella mañana, según explicaron desde la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), las explicaciones que el examinador trasladó a los cerca de ochenta aspirantes citados en la ciudad del Lérez llevaron a que algunos de ellos no contestaran las cinco preguntas de reserva previstas para sustituir a las oficiales en caso de impugnación. Cuando ya se había desarrollado buena parte del examen, el militar a cargo de la prueba se percató de su error e hizo entrar a los soldados que ya habían salido del aula para que pudieran contestar estas cinco preguntas.

El Ejército de Tierra, dado que existía la posibilidad de que estos aspirantes hubiesen comentado entre ellos el contenido de la oposición, decidió repetir la prueba el pasado martes. Sin embargo, esta decisión ha generado «un descontento generalizado» en todo el territorio nacional, reconocieron desde la ATME, dado que se entiende que han tenido quince días de «gracia», a mayores, para preparar este examen.

Ante la situación generada, la asociación se ha prestado a colaborar con los afectados mediante la elaboración de un recurso modelo o tipo con el que tratar de impugnar este decisión. De prosperar, demandan que se anule el proceso de ascenso a cabo y se repita el examen en toda España. «El procedimiento está mal hecho y alguna solución tienen que dar para que todas las provincias donde se han hecho los exámenes bien no se vean perjudicadas», insisten desde la asociación.

Fuentes de la Brilat confirmaron que existió una incidencia en el desarrollo del examen, si bien aclaran que es un proceso ajeno a la unidad. Explicaron que la brigada únicamente cede sus instalaciones al Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército, responsable del procedimiento. Desde este mando, que tiene su sede en Granada, evitaron realizar cualquier tipo de valoración con respecto a lo ocurrido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un incidente en la base de la Brilat pone en la picota los exámenes para cabo