Cuestión de luces: los ayuntamientos gallegos mejor y peor iluminados

En diez municipios gallegos existen más farolas que habitantes empadronados

Responder a la pregunta de cuál es el ayuntamiento mejor iluminado de Galicia (o el peor) sólo puede hacerse a la gallega, con un depende. Y es que el baremo para medirlo puede ser muy variable. Por ejemplo, la ciudad de Ourense cuenta con unos llamativos 25.000 puntos de alumbrado (casi 10.000 más que otras urbes como A Coruña o Pontevedra). Eso supone un ratio de 0,24 farolas por habitante. Una cifra que palidece al lado de la de Rodeiro. En este concello de la comarca del Deza, tienen más farolas que habitantes. En concreto, 6.512 puntos de luz frente a 2.644 empadronados. Es decir, cada rodeirense toca a dos farolas y media. Difícil estar más iluminados.

Rodeiro - En este ayuntamiento pontevedrés el número de farolas duplica al de vecinos empadronados en el término municipal
Rodeiro - En este ayuntamiento pontevedrés el número de farolas duplica al de vecinos empadronados en el término municipal

«Sabes cantos puntos de luz instalei dende 2011 que son alcalde? Ningún! A verdade que estamos ben surtidos de farolas», confirma entre risas el alcalde Luis López. A pesar de eso, siempre hay quien no está contento. «Cando levaba seis meses na alcaldía xa me fixeran 150 solicitudes para puntos novos de luz porque en anos anteriores se instalaran con moita alegría, e as miñas negativas a poñer máis costáronme algún cabreo dos veciños», explica López. En Galicia existen otros nueve ayuntamientos con más farolas que habitantes (San Xoán de Río, Calvos de Randín, Lobeira, A Teixeira, Dozón, A Veiga, Chandrexa de Queixa, O Bolo y Crecente) aunque ninguno se acerca siquiera a la abundancia de este municipio pontevedrés que soporta una factura de alumbrado público de alrededor de 150.000 euros.

Pocas farolas por habitante

En el extremo contrario encontramos la ciudad de Ferrol, donde sólo hay 0,02 puntos de alumbrado público por habitante, o los municipios de Oleiros y Arzúa, con 0,03. ¿Implica esto un déficit de iluminación? Una vez más, depende, porque tan importante como la cantidad puede ser la ubicación de los puntos de luz. «En todo o 2018 só se rexistraron cinco peticións para poñer novos puntos de luz, e catro delas son para segundas residencias», explica José Luís López, alcalde de Arzúa, donde la Encuesta de Infraestructura y Equipamientos Locales (EIEL) contabiliza un total de 200 farolas. Begoña Balado, concejala con el Partido Socialista, reconoce que como grupo de la oposición tampoco han recibido quejas vecinales por este motivo.

Arzúa - Doscientas farolas públicas alumbran a los cerca de seis mil habitantes registrados en este municipio coruñés
Arzúa - Doscientas farolas públicas alumbran a los cerca de seis mil habitantes registrados en este municipio coruñés

Desde el PP, sin embargo, sí consideran que podría haber una mejor distribución: «sobrar non sobran farolas e ademáis podía iluminarse un pouco máis preto de pasos de peóns, cruces, e no rural tamén en marquesinas ou nos puntos onde están colocados os contenedores de basura», dice Rafael Rivadulla do PP. María González, miembro del Ampa del CEIP de Arzúa, también apunta a la necesidad de aumentar la iluminación: «hai algunhas zonas nas que os escaparates alumean máis que as farolas e arredor do parque infantil a iluminación tamén é moi tenue», se queja. Precisamente el parque es una de las zonas en las que el ayuntamiento tiene previsto colocar nuevos puntos de iluminación para mejorar la visibilidad. Más difícil es lidiar con los vecinos a quienes no gustan las nuevas bombillas de ahorro energético que ya se emplean en varios puntos del municipio y que, a juicio de algunos usuarios, no iluminan tanto como las tradicionales.

Superficie y dispersión

Factores como el número de habitantes o la dispersión poblacional obligan a relativizar los datos. Así, ayuntamientos con pocos vecinos figuran entre los de mejor ratio de farolas por habitante, como por ejemplo el ourensano Chandrexa de Queixa, con prácticamente el mismo número de puntos de luz que de empadronados. Por el contrario, la concentración penaliza a las grandes urbes haciendo que las más de 15.000 farolas de A Coruña dejen el minúsculo ratio de 0,06 por habitante. La superficie total del municipio también influye y vemos como uno de los concellos más extensos de Galicia, el de A Estrada, cuenta con más de 12.000 luces para iluminar sus 282 kilómetros cuadrados.

Por provincias, Pontevedra debería ser la gran protagonista si pudiésemos hacer una inmensa foto aérea nocturna que captase nuestra comunidad. Hasta dieciséis ayuntamientos pontevedreses cuentan con más de 5.000 puntos de luz públicos, algo que en el resto del territorio solo consiguen las capitales de provincia y Santiago (Vigo no figura en el ranking al no haber proporcionado datos). Otros trece concellos pontevedreses tienen entre 3.000 y 5.000. En el lado opuesto, A Coruña destaca por contar con hasta cuatro municipios que no alcanzan las 200 unidades de alumbrado. Son A Capela, Irixoa, Mañón y Toques.

Guitiriz, setenta núcleos de población sin una sola farola pública pero con truco

;
«Aquí as farolas están enganchadas aos contadores das casas» En Guitiriz se ha utilizado una peculiar solución para llevar el alumbrado público a algunas parroquias

Los datos de la EIEL que ofrece la Diputación de Lugo recogen un dato peculiar: el número de núcleos de población en los que no hay ningún punto de alumbrado público. Entre todos los concellos lucenses, Guitiriz es el que más zonas con esta característica recoge: hasta setenta lugares sin una sola farola. Vecinos de Labrada, una de las parroquias de este municipio, nos dan una pista para entenderlo. «Aquí era complicado traer o alumbrado porque había que poñer postes, tendido, cadro e todo eso é moi caro. Así que nos deron a opción de poñer as farolas enganchadas aos contadores das casas» explica Eliseo Villares. A cambio, el consistorio paga a los vecinos una cantidad anual que ronda los 30 euros para compensar el consumo eléctrico. «Pois eu non vin eses cartos todavía, quedaran de pagalos pero...» se queja José Carballeira. Con todo, este vecino de 83 años prefiere seguir pagando de su bolsillo el punto de luz antes que quedarse sin él.

Desde el ayuntamiento explican que no es posible abonar directamente el dinero y que los vecinos tienen que solicitarlo cada año en forma de subvención. Intervención municipal se negó a autorizar los pagos al no estar recogido el consumo en ningún contador público. «Pois deberiamos ser todos iguais, aí a un par de kilómetros ben que están enganchados á luz pública» protesta otra vecina. El consistorio asegura que ya se ha planeado pasar todos los focos a contadores municipales.

LA COMPARATIVA

Los 10 concellos más iluminados

  • Ourense - 25.000 farolas
  • Lugo - 22.300 farolas
  • Pontevedra - 15.500 farolas
  • A Coruña - 15.349 farolas
  • A Estrada - 12.432 farolas
  • Santiago - 11.720 farolas
  • Redondela - 8.415 farolas
  • Vilagarcía - 8.392 farolas
  • Ponteareas - 7.718 farolas
  • Nigrán - 7.568 farolas

Los 10 concellos menos iluminados

  • Negueira de Muñiz - 49 farolas
  • Irixoa - 135 farolas
  • Muras - 145 farolas
  • A Capela - 172 farolas
  • Mañón - 185 farolas
  • Toques - 198 farolas
  • Arzúa - 200 farolas
  • Vilarmaior - 224 farolas
  • Beade - 237 farolas
  • Cerdido - 253 farolas

*(Vigo no figura al no haber proporcionado datos)

Votación
17 votos
Comentarios

Cuestión de luces: los ayuntamientos gallegos mejor y peor iluminados