Las empresas cifran en 60.000 euros el coste de los últimos actos de vandalismo


Seis ambulancias dañadas, una de ellas totalmente calcinada, en Tui, Arbo, Tomiño, Sada, Cambre y Arteixo durante este fin de semana, dibujan un panorama conflictivo en el sector. La Fegam calcula que el coste de estos sabotajes, que ya han sido denunciados, se acerca a los 60.000 euros, principalmente porque uno de los vehículos, el de Tui, ha tenido que ser enviado al desguace y costará unos 50.000 euros reponerla. En el caso de las ambulancias de Tomiño y Arbo, aún paralizadas, el coste superará los dos mil euros por vehículo, mientras que las tres de la provincia de A Coruña solo sufrieron pintadas exteriores por lo que los arreglos se estiman en mil euros por unidad. Tanto la Sociedad de Medicina de Emergencias en Galicia (Semes), como la Xunta, han condenado este sabotaje.

La Fegam ha presentado sendos escritos en la Delegación del Gobierno y en la Xunta para solicitar una mayor protección de estos vehículos cuando empiece la huelga. Precisamente ayer hubo reunión de patronal, sindicatos y Administración para negociar los servicios mínimos tanto del transporte urgente como del programado, unos mínimos que han rechazado los sindicatos.

Casi 900 trabajadores

El sector cuenta en la actualidad con 119 ambulancias repartidas por todo el territorio, con alrededor de 872 trabajadores prestando servicio en las mismas. Todos los vehículos y su personal dependen de empresarios que conforman la Fegam.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las empresas cifran en 60.000 euros el coste de los últimos actos de vandalismo