Fomento plantea un plan de choque para hacer más seguros ferrocarriles y carreteras

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

XOÁN A. SOLER

Creará un único órgano con más poderes para investigar accidentes y aumentará un 55 % la inversión en seguridad

01 feb 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Podría ocurrir un accidente como el del viaducto de Génova en España? A raíz del procedimiento de infracción abierto a España por Bruselas respecto a la seguridad ferroviaria, ¿se está cumpliendo adecuadamente con la normativa comunitaria? ¿Es posible que las comisiones de investigación del Alvia y Spanair lleguen a cuestionar aspectos del sistema de seguridad español? ¿Está descapitalizándose el patrimonio público de infraestructuras por falta de conservación? Estas son las preguntas de partida que han motivado la elaboración de un informe sobre la seguridad de los transportes y las infraestructuras que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, presenta hoy en el Consejo de Ministros. La Voz ha tenido acceso a este dosier, que plantea un plan de choque por tierra, mar y aire para garantizar una movilidad segura. En principio, se pretende aumentar en el 2019 un 55 % la inversión en todas las políticas de seguridad relacionadas con las competencias del ministerio, superando los 5.600 millones de euros.

Carreteras

Puentes con buena salud, déficit de conservación. El diagnóstico parte de que España se sitúa «entre los países con mejores niveles de seguridad en carreteras». Sobre la posibilidad de que se produzcan accidentes en puentes o viaductos, se destaca que solo se detectaron patologías en el 0,28 %, «sin que esté comprometida su capacidad estructural». En mantenimiento sí se constata un déficit, pero las acciones se centrarán en los tramos de concentración de accidentes y en los que se cataloguen como «tramos con alto potencial de mejora». En el transporte terrestre, habrá una adaptación a la normativa comunitaria apostando por el tacógrafo digital.

Ferrocarriles

Auscultación de toda la red. La infraestructura, en general, se considera segura, pero se plantea un programa de auscultación de toda la red «para determinar su nivel de calidad». Se continuará con la política de supresión de pasos a nivel, la mejora de pasos entre andenes y la modernización de los equipamientos de seguridad en vía y material rodante. Todo esto se llevará a cabo en el marco de un Plan Estratégico de Seguridad Ferroviaria, en el que se reforzará el papel de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) «como supervisora del sistema». Se reforzarán los departamentos de las empresas públicas del sector que gestionan la seguridad y se dará más importancia al factor humano en la evaluación de riesgos, que también se potenciará.