La crisis de Venezuela contamina el debate sobre la sanidad

Feijoo reprocha a la oposición su deriva «bolivariana» y el PSdeG lo compara con Maduro

Feijoo responde a la oposición en el pleno del Parlamento
Feijoo responde a la oposición en el pleno del Parlamento

santiago / La voxz

La crisis de Venezuela se coló ayer en el menú del Parlamento gallego, en la primera sesión de control al presidente de la Xunta de este año. Los tres grupos de la oposición se repartieron los papeles para interpelar a Feijoo por el deterioro de la sanidad, exigiéndole una enmienda a la totalidad de sus políticas que se traduzcan en más presupuesto y más profesionales para el Sergas. El mandatario gallego admitió que la gestión sanitaria, pese a ser buena, «é mellorable», pero no tardó en contraatacar a sus oponentes acusándolos de constituir una «comisión bolivariana» sin ningún tipo de respaldo legal para burlarse del Parlamento y desprestigiar el sistema público de salud.

Gobierno y oposición se enredaron en una especie de ajuste de cuentas, que tuvo Venezuela y la proximidad de las elecciones municipales como telón de fondo. «Benvido ao propósito de emenda na sanidade», le dijo a Feijoo el portavoz socialista, Fernández Leiceaga, antes de enumerar una serie de reformas que, a su juicio, sería necesario hacer en la sanidad, algo que invocó también Luís Villares (En Marea) y Ana Pontón (BNG), quien aludió a Feijoo como el terminator de la sanidad antes de reclamar 200 millones de euros más para la atención primaria.

El mandatario autonómico replicó el discurso de las últimas semanas, de que la sanidad pública tiene más presupuesto y personal que nunca antes en la historia, pues su plantilla creció un 6,5 % y el número de quirófanos en funcionamiento aumentó en un 37 %.

Investigación sanitaria

A partir de ese momento, el debate cambió de coordenadas, pues Feijoo afeó que PSOE, En Marea y BNG no participaran en la comisión de investigación sobre el deterioro de la sanidad, creada a iniciativa de la oposición, ni tampoco en las comparecencias del conselleiro de Sanidad y del presidente de la Xunta, en las que negaron que hubiera recortes en el sistema. Desde la oposición aclararon que se fueron de la comisión por el veto de la mayoría del PP a los testimonios que pidieron incorporar, pero Feijoo insistió en afear que los diputados se fueran de la comisión oficial y constituyeran un órgano alternativo, al margen del grupo mayoritario y sin respaldo reglamentario.

«A oposición non comparece nas comisións de investigación e agravan iso constituíndo unha comisión bolivariana», espetó Feijoo, aludiendo de este modo a la Asamblea Constituyente creada en Venezuela por el régimen de Nicolás Maduro en un intento de retener el poder. «Usan a sede do Parlamento para burlarse do Parlamento», añadió el también líder del PPdeG.

Leiceaga reclamó al presidente de la Cámara, Miguel Santalices, una rectificación de las palabras de Feijoo. Pero no se produjo, pues el moderador entendió que dichas alusiones formaban parte del debate político. Así que el portavoz de los socialistas acudió a la retórica para desquitarse y decir: «Nós tamén poderiamos dicir que o presidente se comportou coa oposición coma Maduro», al impedir que sus oponentes puedan expresarse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La crisis de Venezuela contamina el debate sobre la sanidad