«Co plan de autoprotección do Marisquiño fixeron un corta e pega»

López Veiga exonera de responsabilidades al Puerto de Vigo y señala al Concello y a los organizadores


Santiago / La Voz

La comisión de investigación creada en el Parlamento gallego para indagar en el accidente del festival O Marisquiño, que causó 467 heridos, se está convirtiendo en un órgano de autoexculpación, en el que cada interviniente intenta sacudirse cualquier responsabilidad o imputárselas al de enfrente. Y ayer se produjo un nuevo ejercicio en este sentido, con las comparecencias de varios técnicos del Concello de Vigo y la del presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga, que repartió culpas entre el gobierno local de Abel Caballero y los organizadores del festival, de los que dijo que mostraron un plan de autoprotección «con erros manifestos», en el que se aludía a normativa de Madrid y el País Vasco o al certamen Portamérica. «Fixeron un corta e pega», esgrimió.

López Veiga puso de relieve que el aforo máximo para el festival, recogido en el plan de autoprotección, era de 4.500 personas, cuando se cree que pudo haber -estimó- 7.200 personas. «O control de aforo, polo visto, non se fixo», subrayó, a la vez que «non entregaron o plan de autoprotección á Xunta, como era a súa obriga».

«Foron avisados moitas veces do estado da zona a manter e de que se estaba a incumprir o convenio»

El responsable del puerto también extendió la responsabilidad al Ayuntamiento de Vigo, al manifestar que «foron avisados moitas veces do estado da zona a manter, e advertiuse de que se estaba a incumprir o convenio de Abrir Vigo al Mar». Es más, citó nueve documentos datados entre el 8 de junio del 2012 y el 5 de junio del 2018 que fueron remitidos al Concello para alertar del «mal estado» de la zona del paseo de las Avenidas, donde se celebró el festival de O Marisquiño, sin obtener nunca una respuesta.

Interpretó López Veiga que la obligación del mantenimiento de la zona no deja lugar a equívoco: «A obriga do Concello de Vigo é manter toda a estrutura, a de arriba e a de abaixo, non hai excepcionalidade de ningún tipo», indicó el también exconselleiro de la Xunta, insistiendo en que esto está «contrastado xuridicamente» por la Abogacía del Estado.

En la sesión de ayer también comparecieron varios técnicos del Concello de Vigo, aportando testimonios para desviar cualquier responsabilidad sobre el siniestro. Uno de ellos fue Manuel Monroy, ingeniero del área de Seguridad del Concello, quien dijo que era competencia del Puerto de Vigo «garantizar que sus bienes están en buenas condiciones» y que no advirtió de nada. El técnico apuntó que, cuando el ayuntamiento autorizó la celebración del concierto, «lo hizo presuponiendo que las instalaciones cuyo uso ya había autorizado la Autoridad Portuaria eran las adecuadas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Co plan de autoprotección do Marisquiño fixeron un corta e pega»