La Xunta acatará el fallo que permite a los médicos compaginar pública y privada

El colegio profesional de A Coruña, que presentó el recurso, ve la decisión de no recurrir «una muy buena noticia»


Santiago / La Voz

El pasado mes de diciembre el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia dictaba una sentencia clave para los médicos gallegos. Tras un recurso presentado por el colegio profesional de A Coruña, el TSXG dio la razón a una ginecóloga a quien no se le permitía compatibilizar medicina pública y privada. El tribunal dejaba claro que el hecho de que la profesional trabajase en una clínica con concierto no vulnera la ley de incompatibilidades, ya que solo atañe a la actividad concertada. Es decir, los médicos pueden ejercer en estos centros siempre que no realicen actividad concertada con el Sergas.

La Xunta tenía hasta finales de enero para decidir si recurría este fallo al Tribunal Supremo y finalmente ha decidido no hacerlo. Desde Sanidade aseguran además que no hay que modificar ninguna normativa para acatarla. Se trata de una compatibilidad que afecta a dos departamentos, ya que aunque los médicos trabajan para el Sergas, es la Consellería de Facenda la que deniega o concede los permisos.

El presidente del Colegio de Médicos de A Coruña, Luciano Vidán, asegura que esta decisión de la Xunta es una muy buena noticia, «estamos contentos de haber llegado, a través de esta sentencia, a un consenso en la interpretación, que es la que a nosotros desde el primer momento nos pareció sensata, justa y buena». Para los facultativos, hasta el momento Función Pública hacía una interpretación «injusta por lo extrema que era», ya que conducía a los médicos a una situación extraña en la que ningún facultativo del Sergas podría trabajar en un hospital concertado.

Los principales afectados por la aplicación restrictiva que hacía Galicia de la ley de incompatibilidades eran los hospitales privados, ya que todos tienen concierto con el Sergas. La asociación que los aglutina, Ahosgal, asegura que la decisión de no recurrir es «muy positiva», y ofrecerá a partir de ahora garantías y seguridad jurídica tanto a los médicos como a los centros hospitalarios. Además, añade la asociación, «se elimina la incertidumbre para los médicos, y el riesgo de ser expedientados por ejercer en los hospitales privados con concierto».

El punto de fricción que se daba en la sanidad gallega es que la Xunta consideraba que si un médico estaba en la sanidad pública y en un centro concertado -no así en una consulta particular- vulneraba la ley de incompatibilidades, pese a no realizar actividad concertada. Lo que recoge la sentencia del TSXG es que sí se pueden compatibilizar, y da la razón a una ginecóloga del Sergas que trabajaba en una clínica privada con concierto, ya que el concierto solo incluía interrupciones voluntarias de embarazo (IVE), una actividad que la facultativa no realizaba.

Enfermeros y médicos se enfrentan por la dirección

Los grupos de trabajo que elaboran propuestas para mejorar la primaria han aportado muchas medidas consensuadas pero también han generado discrepancias. La más importante, las nuevas direcciones de atención primaria. Los médicos no pasarán por otra cosa que no sea una dirección única, mientras que los cuatro colegios de enfermería reclaman una dirección propia, al mismo nivel que la médica, y así lo han demandado al conselleiro. 

El Sergas descarta contratar a facultativos que no tengan el mir

El Sergas lo tiene claro. Al contrario que otras comunidades como Castilla y León, que planteó la posibilidad de contratar a médicos que no hayan hecho la especialidad -el período de residencia mir-  para paliar el déficit de profesionales, la Xunta no baraja esta posibilidad, «el Sergas defiende de forma clara e inequívoca el sistema mir para las contrataciones. Por eso ha instado al Ministerio de Sanidad a incrementar el número de acreditaciones, aumentar las plazas y realizar una convocatoria extraordinaria», se apunta desde la Consellería.

Eso sí, la Xunta aprovecha para arremeter contra el Gobierno de Pedro Sánchez, al asegurar que entiende que «la falta de agilidad por parte del Ministerio en la resolución de las plazas que se le demandan aboque a otras comunidades autónomas a recurrir a esa vía».

En donde no ha encontrado comprensión esta alternativa de contratar sin especialidad es en la profesión médica. Hoy precisamente se reúne en Madrid el Foro de Atención Primaria para exponer «su rotunda oposición a la contratación de médicos sin especialidad». Dentro de este foro está la Organización Médica Colegial, todas las sociedades científicas de atención primaria, incluidas las de medicina de familia y las de pediatría, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina.

La medida propuesta por el gobierno castellano leonés cosechó un rechazo tan claro que ayer mismo, un par de días después de haberlo anunciado, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, dio marcha atrás y anunció otras iniciativas como ofrecer contratos de tres años a los médicos que acaben el mir.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Xunta acatará el fallo que permite a los médicos compaginar pública y privada