Feijoo acusa a la oposición de saltarse la legalidad del Parlamento al crear una «comisión bolivariana»

Gobierno y oposición se cruzan reproches sobre la gestión sanitaria en la primera sesión de control del año, muy contaminada por la proximidad de las elecciones de mayo


Santiago / La Voz

Los tres grupos de la oposición se pusieron de acuerdo para que la primera sesión de control del año al presidente de la Xunta pivotara en torno a la sanidad, su conflictividad laboral y la falta de profesionales en la atención primaria. Así que el PSOE y el BNG por un lado, con sus preguntas acumuladas, y En Marea por otro, arguyendo que la suya iba a ser diferente, se repartieron los papeles para emplazar a Feijoo a hacer una enmienda a la totalidad de sus políticas, pidiendo más presupuesto y más plazas en el Sergas. El mandatario gallego admitió que la gestión sanitaria, pese a ser buena, «é mellorable» y, tras repasar las últimas decisiones tomadas por su Gobierno en este ámbito, se lanzó a contraatacar a la bancada izquierda por «burlarse» del Parlamento creando una «comisión bolivariana» sin ningún tipo de amparo legal para intentar desprestigiar la sanidad.

Gobierno y oposición utilizaron la sesión de control para ajustar cuentas en el transcurso de un debate muy contaminado ya por la proximidad de las elecciones municipales. «Benvido ao propósito de enmenda na sanidade», le dijo a Feijoo el portavoz socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga, antes de enumerar una serie de reformas que, a su juicio, sería necesario hacer en la sanidad. Ana Pontón, portavoz nacional del BNG, calificó al jefe del Ejecutivo del «terminator» de la sanidad y pidió un plan de choque de 200 millones de euros para mejorar la atención primaria. Luís Villares, portavoz de En Marea, ahondó en los mismos argumentos, pero hablando de recorte de derechos.

El mandatario autonómico insistió en lo dicho en las últimas semanas. En que la sanidad gallega tiene asignado más presupuesto que nunca, que la plantilla del Servizo Galego de Saúde creció un 6,5 % bajo sus mandatos, que hay el 37 % más de quirófanos y que se crearon o reformaron 54 centros de salud frente a los solo cuatro en la etapa del bipartito.

Y a partir de ese momento, la discusión basculó hacia la comisión de investigación creada por la oposición en el Parlamento para arrojar luz sobre le deterioro de la sanidad pública, comisión que acabó abandonado la propia oposición al acusar al PP de vetar con su mayoría sus propuestas de comparecencia. Feijoo valoró que las preguntas en la sesión de control rozaban «o ridículo» después de tanto el conselleiro de Sanidad como él mismo comparecieran para dar explicaciones en dicha comisión de investigación, sin presencia de diputados de la izquierda, que optaron por constituir una comisión alternativa sin respaldo reglamentario y sin presencia del PP, e invitar a ella a los que no pudieron acudir a la oficial.

«A oposición non comparece nas comisións de investigación e agravan iso contituindo unha comisión bolivariana», espetó Feijoo, aludiendo a la Asamblea Constituyente creada sin respaldo legal por Nicolás Maduro en Venezuela en un intento de retener el poder. «Usan a sede do Parlamento para burlarse do Parlamento», añadió el también líder del PPdeG.

Leiceaga reclamó al presidente de la Cámara, Miguel Santalices, una rectificación de las palabras de Feijoo. «Nós tamén poderíamos dicir que o presidente se comportou coa oposición como Maduro», alegó el portavoz socialista. Pero no hubo corrección alguna, pues Santalices entendió que las referencias formaban parte del debate político.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Feijoo acusa a la oposición de saltarse la legalidad del Parlamento al crear una «comisión bolivariana»