Los empresarios avisan: los peajes de la AP-9 frenan el crecimiento de Galicia

Consideran «inasumibles» sus subidas y estiman que generará rupturas territoriales


Vigo

De factor determinante en el desarrollo de Galicia a freno para su competitividad. De nudo de conexión entre los gallegos a muro de aislamiento. El empresariado gallego ha cambiado su percepción sobre el papel que juega la AP-9. Las últimas seis subidas de precio en poco más de un año llevan a que en conjunto consideren que la autopista se ha convertido «en un gran problema».

Empresarios de A Coruña

Antonio Fontenla. El presidente de la Confederación de Empresarios de A Coruña afirma categóricamente que la autopista ha empezado a aislar zonas como Ferrol a causa de sus precios. «Una zona deprimida económicamente no puede afrontar unos costes en peajes que han dejado de ser razonables y tampoco puede asumir un tren que tarda hora y media en recorrer 30 kilómetros», dice Fontenla. Advierte que el precio de los peajes impiden que la economía coruñesa pueda expandirse y tener continuidad hacia Ferrol. «Hemos advertido que se está dejando aislada a una parte de Galicia, pero no tenemos contestación», zanja.

Empresarios de pontevedra

Jorge Cebreiros. «Es inasumible para un transporte tener que pagar cien euros por ir de Ferrol a Tui. Los peajes se acaban repercutiendo en los precios y eso nos hace menos competitivos». Cebreiros lamenta que mientras se rematan concesiones en otros puntos de España o se rebajan las autopistas quebradas, «aquí suben los peajes». El líder empresarial llama «a todos los partidos, a toda la sociedad a reclamar juntos soluciones, porque la AP-9 nos hace no competitivos respecto a lo que se gastan en tráficos internos en otras comunidades», dice Cebreiros. «Nuestro hecho diferencial es nuestra situación geográfica y no se puede consentir añadir más costes que otras comunidades rebajan con gratuidades y bonificaciones».

industria pesquera

José Luis Freire. «Que Audasa ingrese al año 140 millones de euros y que sus beneficios lleguen casi a 60 millones es una locura», mantiene el presidente de Conxemar, Asociación Española de Mayoristas, Importadores, Transformadores y Exportadores de Productos de la Pesca y Acuicultura. «Y 75 años de concesión es una barbaridad, cuando en cualquier otro bien público se conceden 30 años y se renuevan revisando las condiciones», añade. Aboga por bonificar los peajes a los transportes, al menos entre los polos de producción. «O que Fomento o la Xunta rescaten la AP-9. Se podrían rebajar sus beneficios y seguiría siendo muy rentable», dice Freire, que tacha de «muy poco transparente la explotación del vial».

industria maderera

Manuel Iglesias. El sector maderero cruza Galicia a todas hora para unir los eslabones de su cadena de producción. «Tenemos una gran afectación por la AP-9, la principal arteria de vertebración de Galicia. Pero si se llena de colesterol (peajes caros) la arteria deja de funcionar», dice el presidente del Clúster de la Madera. Iglesias pone el acento en el efecto que pueden tener para el rural y su despoblación que las empresas dejen de apostar por Galicia si siguen disparando costes como los del transporte. «Si se estrangula un sector como el de la madera, se dejará de acudir al rural y no se hará más que agravar la despoblación, y mientras, se expulsa a los camiones a las carreteras convencionales, generando más contaminación, ruido, y por tanto se rebajará la calidad de vida», señala Iglesias, quien, como hizo Jovellanos, clama «por el fin de los fielatos».

transporte de viajeros

Carlos García Cumplido. El presidente de la Federación Gallega de Asociaciones de Transporte de Viajeros en Autocar señala que las subidas de los peajes de la AP-9 están siendo asumidos por las empresas de autobuses de rutas regulares. «No se suben los precios desde el 2016, mientras que los de la autopistas se han incrementado una barbaridad». Advierte que se están haciendo menos competitivos frente al tren, que congela precios y recibe subvenciones por criterios políticos. «El transporte no tiene bonificaciones en los peajes como los turismos. No tiene sentido bonificar a vehículos con un solo ocupante y excluir a otos con 54», dice García Cumplido.

círculo empresarial

Patricia García. «Las subidas de sus peajes han sido muy agresivas y en general no se pueden repercutir en los precios industriales, por lo que obliga a reducir otras partidas en las empresas», constata la presidenta del Círculo de Empresarios de Galicia. Llama a repensar determinadas inversiones públicas que no avanzan en su realización o que pueden solaparse con la propia autopista y destinar los fondos fondos previstos en estas a bonificaciones para el transporte a lo largo de la AP-9.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los empresarios avisan: los peajes de la AP-9 frenan el crecimiento de Galicia