En las calles de un solo carril por sentido no se podrán superar los 30 kilómetros por hora

Ocho de cada diez muertos en accidentes en las ciudades corresponden al grupo de usuarios vulnerables: peatones, ciclistas y motoristas


Redacción / La Voz

Primero fue la limitación de la velocidad máxima en las carreteras convencionales, de 100 a 90 kilómetros por hora, que entrará en vigor el próximo martes. Lo siguiente serán las ciudades, donde se establecerán también nuevas limitaciones de velocidad. El borrador de medidas urbanas de la DGT destaca que ocho de cada diez muertos en accidentes en las ciudades corresponden al grupo de usuarios vulnerables: peatones, ciclistas y motoristas.

Tráfico explica que la experiencia demuestra que la reducción de la velocidad tiene un efecto directo en la siniestralidad de los vulnerables, algo que, sin embargo, no supone una mayor ralentización del tráfico. Argumenta la DGT que en los desplazamientos por ciudad la mayoría de los vehículos a motor no superan velocidades medias superiores a 20 kilómetros por hora, y que la velocidad tiene una incidencia directa en la siniestralidad urbana, en especial en los atropellos. Por todo ello, Tráfico apuesta por reducir los límites en el ámbito urbano «para lograr un impacto positivo en la reducción de la siniestralidad vial».

La modificación del Reglamento General de Circulación que se propone establece que el límite genérico de velocidad en las vías urbanas será de 50 km/h, como ahora, en las calles de dos o más carriles por sentido de circulación. La novedad llega en las calles de un único carril, que son la mayoría en las ciudades, en las que no se podrán superar los 30 km/h. El límite máximo será de 20 por hora en las vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera para vehículos y peatones.

La Xunta se queja por no poder acceder a los datos de accidentes de la DGT

La Consellería de Infraestructuras que dirige Ethel Vázquez ha transmitido a la DGT su malestar por los problemas para acceder a la base de datos de accidentes que maneja el organismo estatal y que sirve para que la consellería pueda conocer, entre otras cosas, cuáles son los tramos de concentración de accidentes en las carreteras de su titularidad.

Para expresar su queja, el director de la Axencia Galega de Infraestruturas, Francisco Menéndez, se dirigió al Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, y al mismo tiempo le envió una carta al delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, en la que le explica que desde el año pasado, la consellería no puede disponer de los datos de siniestralidad en las carreteras de titularidad autonómica. Dice que esa falta de información le impide investigar accidentes que se produzcan en la red viaria autonómica y determinar los tramos de concentración de accidentes.

La DGT responde

Los fallos en el acceso a la base de datos de accidentes por parte de la Xunta y de otras comunidades se deben a un problema técnico en una aplicación informática, según informaron fuentes de la DGT a La Voz. Las mismas fuentes indicaron que los técnicos del organismo ya están trabajando en la búsqueda de la solución a ese problema y esperan que esté solucionado en breve.

A la espera de una reunión

El director de la Axencia Galega de Infraestruturas también le reclama al delegado del Gobierno una contestación a la propuesta de acuerdo planteada en noviembre para colaborar con la DGT en la mejora de la seguridad vial en Galicia. También está a la espera de que se convoque la reunión sobre la seguridad vial en los Camiños de Santiago. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
DGT
Comentarios

En las calles de un solo carril por sentido no se podrán superar los 30 kilómetros por hora