Medio millar de entidades de población se han quedado sin vecinos en solo 8 años

C. Punzón / L. Placer REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

ALBERTO LOPEZ

De los 31.111 núcleos que hay en Galicia, 2.028 ya no tienen habitantes y en otros 10.415 quedan entre uno y diez residentes

23 ene 2019 . Actualizado a las 13:40 h.

La despoblación de Galicia se puede medir. Y cada año, objetiva y científicamente, va a más. El padrón del 2017 dibujaba 1.949 entidades de población gallegas sin residente alguno. Las cifras de un año después añaden otros 79 enclaves más a ese desierto vecinal. El censo que recoge detalladamente cuántas personas viven en cada municipio, parroquia, núcleo de población, entidad colectiva y hasta en cada hogar, registra en Galicia un ritmo desaforado de despoblación: en lo que va de década se ha pasado de 1.561 enclaves deshabitados a contar ahora con 2.028. En total, 467 puntos que contaron con residentes y que ahora ya no los tienen.

Ortigueira es el municipio donde el abandono del suelo es más notable. Con 321 entidades singulares en toda la localidad, en 121 de ellas no habita nadie, cuando en el 2010 eran cien los enclaves sin moradores. Ahora el 37,7 % de su territorio está afectado por la despoblación.

As Pontes, con 82 núcleos despoblados, Muras (53), Ourol (50), As Somozas (47) y A Lama (43) son los siguientes municipios con más entidades vacías. Aunque porcentualmente tras Ortigueira, la afección es más notable en el conjunto de la población de Valga, donde el 34,7 % de sus entidades no cuentan ya con residente alguno.