El alijo de Oporto era el bautismo de fuego de los detenidos

Era la primera vez que los arrestados trabajaban juntos para abrir una ruta estable por Portugal

Así fue la operación en la que cayó el primer gran alijo del año en Galicia Se han intervenido 430 kilos de cocaína y se ha detenido a ocho personas

El primer alijo de coca incautado en Galicia este año implicó el desmantelamiento de una organización que, precisamente con ese envío de 430 kilos, pretendía abrir una ruta estable de entrada en España a través del puerto de Leixões (Oporto). Los investigadores consideran que dicha partida sería el bautismo de este grupo formado por ciudadanos españoles, colombianos y ecuatorianos. Entre los gallegos hay que destacar el papel de dos investigados: el empresario de Ourense, propietario de una firma mayorista de fruta (la droga llegó entre plátanos) y un «conocido narcotraficante de Vilagarcía de Arousa», que se dio a la fuga en plena operación policial y que está en busca y captura.

El inicio de las pesquisas se remonta a la pasada primavera: «En el mes de abril del 2018, la Policía Nacional detectó la celebración de diversas reuniones en Ourense entre un industrial de la fruta, un conocido narcotraficante de la localidad pontevedresa de Vilagarcía de Arousa y el representante de una oficina colombiana asentada en Madrid que pretendía abrir una vía de entrada a través de alguno de los puertos gallegos. En esos encuentros iniciaron los trámites legales para que la droga pudiera llegar a España oculta en una mercancía legal de plátanos que había adquirido otro de los implicados».

Todo parece indicar que la rama colombiana sería la propietaria de la mercancía en todo momento, y que solo se valía de los gallegos y ecuatorianos para enviar la coca, recibirla en Oporto y llevarla a Ourense. Además del operativo policial realizado en la ciudad de As Burgas para caer sobre el alijo, de forma paralela se establecieron otros dos dispositivos en Madrid y Vilagarcía. La Policía Nacional contó con la ayuda del Servicio de Vigilancia Aduanera de Galicia en esta investigación, de la misma manera que también colaboró en la localización de pasta base de coca, en el puerto de Marín, para fabricar más de tres toneladas de polvo blanco en el mayor laboratorio que se conoce en Europa.

Ingresan en prisión los ocho detenidos por el alijo que llegó a Ourense desde Oporto

J.R.

Los investigados pasaron a disposición judicial en Vilagarcía esposados y custodiados por agentes de la Policía Nacional

Los ocho detenidos por el alijo de algo más de 400 kilos de coca, que llegaron en contenedor la semana pasada al puerto de Oporto, ingresarán esta noche en prisión por orden del Juzgado de Instrucción número 1 de Vilagarcía, que junto a la Fiscalía Antidroga de Pontevedra encabezan la investigación. Los arrestados pasaron desde la mañana a disposición judicial en la capital arousana y tras cumplirse 72 horas de su detención. Entre los detenidos, esposados y altamente vigilados por agentes de la Policía Nacional, figura una mujer de origen sudamericano y el propietario de una empresa de Ourense especializado en la comercialización de fruta, el mismo producto en el que llegó la mercancía camuflada a la ciudad de As Burgas. El riesgo de fuga, de destrucción de pruebas o de obstrucción a la Justicia son los argumentos que se aplican para determinar la prisión provisional. De hecho, entre los investigados figura una novena persona que logró esquivar su arresto y que está en busca y captura.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El alijo de Oporto era el bautismo de fuego de los detenidos