Tráfico reduce las pruebas de drogas al quedarse sin laboratorio para analizar las muestras

Limita la realización de los test a los automovilistas que presentan signos de estar drogados y a los casos de infracciones graves y accidentes

Control de drogas a conductores en una carretera de Pontevedra
Control de drogas a conductores en una carretera de Pontevedra

Redacción / La Voz

«No hay impunidad. Las pruebas de drogas a los conductores siguen realizándose, aunque de una forma más selectiva». Fuentes de la Dirección General de Tráfico han confirmado que están restringiendo los test de drogas en carretera porque ha finalizado el convenio que la DGT mantenía con la empresa de los laboratorios que analizan las muestras recogidas a los conductores que dan positivo. Las mismas fuentes indican que un problema administrativo con la licitación del contrato es la causa que deja en suspenso el acuerdo con la empresa, pero que la DGT está trabajando para firmar cuanto antes un nuevo convenio para la realización de los análisis.

¿Qué sucede mientras no se firma un nuevo acuerdo? Desde la DGT aseguran que a la espera del nuevo convenio se mantiene vigente un contrato menor que permite que se sigan realizando análisis en los laboratorios, aunque en menor cantidad. Por eso insisten en que no va a haber impunidad y que la Guardia Civil de Tráfico seguirá realizando pruebas de drogas a conductores en la carretera, pero de una manera más selectiva y en casos de riesgo, es decir que como norma general el test se hará a los conductores que presenten síntomas de estar bajo los efectos de alguna droga, a los que cometan alguna infracción grave o cuando tengan un accidente.

Análisis de contraste

Los laboratorios con los que la DGT ha terminado el contrato son los encargados de analizar las muestras de contraste enviadas por la Guardia Civil de Tráfico pertenecientes a los conductores que dan positivo en el test que se realiza en carretera. Al igual que sucede en los controles de alcohol, cuando un conductor da positivo en drogas, la normativa obliga a realizar una segunda prueba de confirmación. En las drogas, la segunda muestra de saliva se envía a los laboratorios para contrastar el positivo.

Al contrario que en el caso del alcohol, en las drogas no hay niveles, por lo que un conductor comete una infracción cuando da positivo. La sanción es de 1.000 euros de multa y la retirada de 6 puntos del carné.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Tráfico reduce las pruebas de drogas al quedarse sin laboratorio para analizar las muestras