El fondo para obras en colegios sube este curso a 33,7 millones

La Xunta amplía el plan de infraestructuras hasta el 2021

El plan incluye mejoras en el IES Auis Celenis de Caldas de Reis
El plan incluye mejoras en el IES Auis Celenis de Caldas de Reis

santiago / la voz

La Consellería de Educación ha decidido ampliar la vigencia del plan de obras para centros escolares hasta el 2021, con un incremento en las partidas que fijará la inversión total en doscientos millones de euros repartidos en seis años. El denominado Plan de Dotación de Infraestruturas Educativas, que tenía una proyección inicial de 118 millones, pasará en este curso el ecuador presupuestario, ya que hasta el momento se han ejecutado actuaciones por valor de 93 millones de euros, entre los edificios de obra nueva (Ames, Arteixo y Sanxenxo) y las reformas.

Según informó el Gobierno tras su reunión semanal, este año la inversión crecerá hasta los 33,7 millones, que permitirán actuar en una treintena de edificios, en los que se prestará especial atención a la eficiencia energética, sobre todo en los inmuebles más anticuados. Este apartado acapara 8,8 millones en los próximos meses -el dinero procede parcialmente de la UE- y supone intervenciones en cubiertas, carpinterías exteriores, luminarias y aislamientos de fachadas.

Concretamente, el departamento que dirige Carmen Pomar tiene previsto este año realizar «obras importantes» como la renovación del CIFP Carlos Oroza (Pontevedra), o ampliaciones de gran envergadura como las que se llevarán a cabo en el CEIP Lamas de Abade (Santiago), IES Sanxillao (Lugo), IES Antón Losada Diéguez (A Estrada), IES Aquis Celenis (Caldas de Reis) y el IES de Salvaterra de Miño. Además, en el presupuesto global se incluye la previsión de crear un centro gallego de innovación en FP en Ourense, que acapara una inversión de 3,5 millones de euros, un proyecto que está pendiente de acuerdos con la Diputación.

Según los cálculos del Ejecutivo gallego, cuando el plan se culmine en el 2021 se habrán realizado mejoras en 116 centros escolares -un 10 % del total- en los que estudian 33.000 alumnos. Del total invertido, 26,6 millones fueron a parar a centros que imparten ciclos formativos, que se llevaron siete millones adicionales para actualizar el equipamiento y adaptarlo a las necesidades de la FP.

Administración paralela

En la misma reunión, el Gobierno gallego revisó un informe del plan de racionalización impulsado por Feijoo cuando llegó al poder en el 2009 para limitar el impacto de los entes que trabajan de manera paralela a la Administración, y que popularmente se denominan chiringuitos. Según este documento, la Xunta ha computado la baja de 88 entidades, y sobre los planes iniciales solo quedan ocho procesos pendientes de ejecución. En estos momentos, explicó el presidente, siguen operando 64 entidades, y el ahorro para las arcas autonómicas ronda los noventa millones de euros.

Las últimas liquidaciones fueron las de Turgalicia, la extinción del Instituto Galego da Calidade Alimentaria o la baja por separación del Centro Tecnolóxico de Telecomunicacións de Galicia (Gradiant).

Preguntado sobre los informes del Consello de Contas que califican como «residual» el impacto económico de estas medidas, Feijoo admitió que, efectivamente, «non hai coincidencia», pero ratificó «un por un» los datos elevados al Consello, porque están basados en los presupuestos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El fondo para obras en colegios sube este curso a 33,7 millones