En Marea llama ahora a los diputados gallegos a plantar cara a las cuentas

Condicionan sus cinco votos a mejoras sustanciales: «¡Así no, Pedro Sánchez!»

EMILIO NARANJO
EMILIO NARANJO

Madrid | La Voz

«¡Así no, Pedro Sánchez!». La diputada de En Marea Yolanda Díaz compareció este martes en el Congreso para mostrar el monumental enfado de su grupo con el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado presentado ayer por el Gobierno en la Cámara Baja. Sostiene que se trata de unas cuentas «inaceptables e inasumibles» para Galicia, las peores «desde la época de Zapatero», en las que la comunidad se asoma al farolillo rojo de la clasificación, «solo por detrás de La Rioja», afirmó.

Para aumentar la presión sobre la Moncloa, En Marea pretende armar un frente galaico en el Congreso con todos los diputados gallegos de la Cámara Baja, sin tener en cuenta siglas ni partidos, para reclamar mejoras de calado en las partidas destinadas a la comunidad. Por ello, esta misma mañana ha enviado una carta a todos los diputados gallegos en Madrid del PP y del PSOE (Ciudadanos no tiene representación) para convocarlos «a unha reunión conxunta» en la que confían que los socialistas no se pongan de perfil. «Sería intolerable que quedasen calados», comentó Díaz. La intención es elaborar un documento con líneas rojas con las que apretar al Ejecutivo.

Los diputados populares gallegos ya han recibido la invitación. De momento no se atreven a avanzar cuál será su respuesta hasta que lo consulten con la dirección nacional, aunque todos los contactados por este periódico coinciden en su primera lectura: «Llama mucho la atención que los que han puesto ahí [en la presidencia] a Pedro Sánchez ahora vengan con esto», comenta uno. «¿Les han tirado de las orejas en Galicia?», se pregunta otra, poniendo de relieve las críticas que han llovido desde el nacionalismo sobre la actividad de los representantes de En Marea en el Congreso, en un momento en el que el partido instrumental amenaza con saltar por los aires por las divisiones internas.

No obstante, desde las distintas facciones de En Marea señalan que los Presupuestos de Sánchez son tan extremadamente perjudiciales para Galicia que incluso ha logrado poner de acuerdo a todas las corrientes. Desde los alcaldes de A Coruña, Santiago y Ferrol hasta Luís Villares, pasando por la nueva dirección de Podemos en la comunidad gallega. Las cuentas que presentó este lunes el Gobierno en la Cámara Baja son fruto del acuerdo firmado recientemente por el jefe del Ejecutivo con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. En el equipo negociador de la delegación morada jugó un papel importante Yolanda Díaz, que ayer trataba de justificar que están muy satisfechos «con la parte social» de las cuentas, pero que estas, además de sociales, «deben ser galegas».

Según el libro amarillo en el que cada año se desgranan los Presupuestos, Galicia es castigada con un recorte de un 20 % mientras Cataluña se beneficia de un incremento de un 52 %. Todo en un contexto en el que el voto de los independentistas se antoja imprescindible para que finalmente el proyecto salga adelante, alargando así la continuidad de Sánchez en la Moncloa.

«Non é un farol»

Fuentes cercanas a En Marea afirman que la amenaza de votar en contra si no se mejoran las partidas a Galicia «non é un farol», y que tanto la dirección de Podemos y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya están al tanto.

Siguiendo la línea marcada el día anterior por la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, quien comprometió el voto de su grupo parlamentario a mejoras sustanciales en la tarifa de la luz y en los contratos de alquiler, En Marea no presentará enmiendas a la totalidad, y abre un período de negociación con el Gobierno, al entender que son carencias «subsanables a través de enmiendas parciales».

El asunto está en que el gasto total tiene que cuadrar, y para que Galicia reciba un mejor trato hay que sacar el dinero de otra comunidad autónoma, algo que a estas alturas se antoja muy complicado. La votación decisiva está prevista para mediados del próximo mes de marzo.

Los secesionistas quieren atar sus inversiones sin comprometerse a votar las cuentas

f. b.

Los independentistas catalanes quieren más. No conformes con el incremento de un 52 % que ha proyectado Pedro Sánchez para Cataluña (que supone unos 93 euros para cada catalán, mientras cada gallego disfrutará de 67 euros menos respecto al ejercicio anterior), los partidos secesionistas han salido en tromba para reclamar más inversiones para su territorios. Y sin tan siquiera garantizar el voto a favor. Tanto el PDECat como ERC son conscientes de que tienen a su alcance el botón con el que pueden desalojar a Sánchez de la Moncloa, por lo que no escatiman en exigir más inversiones, una petición que se une a la de «gestos» del Ejecutivo con los presos de Lledoners acusados de rebelión y avances a favor de un referendo.

Dinero y solución «política»

La consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Elsa Artadi, no se mostró satisfecha con las partidas destinadas a Cataluña, y exigió a Pedro Sánchez que salde «los incumplimientos» en su comunidad más allá de que finalmente se acaben aprobando las cuentas. «Hay partidas que se pueden ejecutar sin que haya Presupuestos», dijo la dirigente independentista.

Con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, de viaje en Nueva York, Artadi volvió a advertir ayer de que «la probabilidad de que se tramiten» las cuentas es «muy baja» si el Gobierno no encuentra una solución «política» para Cataluña.

Feijoo lamenta que los presupuestos lleven el sello de Podemos y del independentismo

Juan Capeáns

Augura que las cuentas de Sánchez supondrán «máis débeda» para cada gallego y son «inservibles» en materia de infraestructuras

El presidente de la Xunta cree que en Galicia no hay «nin unha soa persoa» que pueda valorar de forma positiva unos presupuestos que van a suponer «máis débeda» para cada gallego y que no responden a las expectativas mínimas del Gobierno para seguir con las obras para el ferrocarril y las autovías. «Esperemos que haxa diñeiro dabondo para finalizar a chegada de AVE, e hai unha partida para a conexión de Lugo, o mínimo e imprescindible, pero o resto non existe: o compromiso do AVE cara a Ferrol, a variante de Ourense, a conexión Ourense e Vigo...». Desde el punto de vista de las carreteras, Feijoo fue más crítico. «É un orzamento inservible». A su juicio, no se impulsan autovías que ya tenían que estar en marcha, ni se respaldas las conexiones con la AP-9 en varias ciudades. En el plano hidráulico le llegó con analizar la rebaja cuantitativa: «Baixan un 70 %, non hai que seguir cualificando».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

En Marea llama ahora a los diputados gallegos a plantar cara a las cuentas