Fomento rebaja las autopistas quebradas y solo quedan tres más caras que la AP-9

Ocho concesiones con más precio que la gallega lo reducen por tramos o asiduidad


Vigo / La Voz

Desde las cero horas de hoy los peajes de las nueve autopistas rescatadas por la Administración central son un 30 % más baratos; circular por ellas por la noche será gratis, e incluso los conductores que paguen con dispositivo de telepeaje tendrán a mayores durante el día un descuento del 18 %. Los nueve viales quebrados contaban hasta ahora en todos los casos con tarifas por kilómetro recorrido muy superiores a los de la AP-9, doblándolos incluso, como era el caso de la M-12 Madrid-Barajas. Pero desde hoy ya no es así.

El conjunto de las autopistas rescatadas tiene ahora un coste por kilómetro de 0,0826 euros. El de la AP-9 se sitúa, en cambio, en 0,1088 euros, después de las tres subidas acumuladas con el cambio de año y las dos anteriores de octubre pasado. La distancia en los precios de la autopista gallega y la media de lo que entiende Fomento como precio ideal se incrementa por tanto. Las autopistas estatales tienen ante sí la actualización de precios anual en función del IPC, mientras que la gallega se verá sometida, además de a los precios del mercado, a una subida anual del 1 % hasta el año 2032 por las obras de ampliación del vial en Rande y Santiago, y otra del 0,8 % que volverá a ejecutarse en el 2020 por la gratuidad en el viaje de vuelta entre Vigo y Pontevedra.

Argumentos para la rebaja

El Ministerio de Fomento argumenta que la bajada de precios en las autopistas quebradas en el entorno de Madrid, Cartagena y Alicante está ideada para aumentar su número de usuarios; homogeneizar los precios de los peajes, y para propiciar el desvío del tráfico pesado a las infraestructuras de mayor capacidad y lograr mejores niveles de seguridad viaria en el resto. Dichos argumentos no pueden ser aplicados en la AP-9, sujeta a un contrato con su concesionaria, Audasa, y bien al contrario, los constantes incrementos de precios están situando a la principal autopista gallega en el grupo de las más caras de España.

Con las últimas subidas la autopista del Atlántico ya había superado en precio por kilómetro al otro vial de pago estatal en Galicia, la AP-53 Santiago-Dozón, ahora con 0,1060 euros por kilómetro. Pero la bajada de los peajes de las quebradas ha hecho subir a la AP-9 otros nueve puestos, siendo ahora la duodécima más cara de España, tanto entre las estatales como las autonómicas.

Pero la política comercial de las concesionarias de autopistas, prácticamente inexistente en las gallegas, hace posible incluso que ocho viales más caros que la AP-9 puedan tener un precio más bajo gracias a descuentos por utilización de dispositivos de telepeaje, bonificaciones a los usuarios frecuentes o acuerdos entre gobiernos autonómicos, como el aragonés, que minora los precios, en la AP-68 e incluso baja a la mitad los de la AP-2 a su paso por la comunidad. La AP-66 (Campomanes-León) baja de 0,1717 a 0,858 euros el precio por kilómetro para los que hagan más de cinco viajes al mes. Por debajo de la tarifa de la infraestructura que explota Audasa quedan también las tres concesiones de la AP-7 entre Barcelona y Alicante para los que las recorren con asiduidad, como ocurre en la capital condal con la C-33 que enlaza con Montmeló. Incluso en el tramo de la AP-7 Tarragona-Valencia el uso del denominado telepeaje Via T lleva aparejado un descuento del 30 % en cualquier viaje. Y aunque el precio medio por kilómetro en la AP-46 (Málaga-Alto de las Pedrizas) también es más caro que la autopista atlántica gallega, ofrece un 40 % de descuento por asiduidad y un 5 % por hacer la ida y vuelta en 48 horas, además de bajar sus tarifas en invierno.

Solo tres más caros

Son por tanto solo tres las autopistas que no tienen opción posible que las haga más baratas que la Ferrol-Tui. La C-16 (San Cugat-Manresa) es la que cuenta con un precio medio por kilómetro más alto, que asciende a 0,1969 euros, pero baja a 0,1400 de lunes a viernes. También por encima de los 0,1088 euros de la AP-9 se sitúa la AP-6 (Villalba-Adanero), con 0,1825, aunque baja a 0,1552 para los que porten telepeaje. Y por último, la A-8 Bilbao-Behovia se queda también por encima, con 0,1134 por kilómetro.

Tramos caros en la AP-9

Pasando por ese filtro de los precios medios de las concesiones de autopistas de España a los diversos tramos de la AP-9, el de Vigo a Redondela no tiene parangón. Los 0,3167 euros en los que se estableció por kilómetro su uso desde el 1 de enero, no tienen precedente, ni contando con los peajes de túneles como los de Artxanda y Vallvidriera, siempre de mayor importe por el coste de las obras realizadas en pasos semejantes.

También quedan muy por encima del panorama del sector en España tramos como el de Vigo a Pontevedra, con un coste para los usuarios con vehículos ligeros de 0,1773, si bien resulta gratis a la vuelta si se hace en el día y se paga con el dispositivo Vía T. Puxeiros-Tui, con otros 0,1688 euros por kilómetro, supera el escenario de precios del sector, como ocurre también entre Ferrol y A Coruña, que llega a 0,1319 euros este año. 

Fomento descarta levantar las barreras del peaje cuando haya atascos en Rande

diego pérez

Tras reconocer que pudo hacerlo «en casos muy concretos» durante las obras, la medida queda en manos del juez

El Ministerio de Fomento no tiene ninguna intención de levantar las barreras del peaje cuando se produzcan atascos en Rande. Pese a la demanda presentada por la Fiscalía, que exige que se deje pasar a los conductores cuando queden atrapados, el Gobierno solo contemplaba esa posibilidad mientras durasen las obras de la AP-9 «en casos muy concretos y tras el pertinente análisis de la situación». En realidad, nunca lo hizo pese a tener múltiples oportunidades para ello.

En una respuesta parlamentaria a la diputada viguesa de En Marea Alexandra Fernández, firmada el 19 de diciembre (justo cuando se estaban acabando ya las obras del puente) y que el Congreso acaba de hacer pública, Fomento dice que levantar el peaje era posible «en situaciones excepcionales» únicamente mientras duraran los trabajos. Pero para entonces, el ministerio ya sabía dos cosas importantes que dejan muy claro que descarta exigir a Autopistas del Atlántico que no se cobre en caso de atascos: que la Fiscalía lo había exigido ante la Justicia a comienzos de diciembre y que las obras que restaban por hacer (rehabilitación del antiguo tablero metálico) a finales de año no suponían afecciones al tráfico.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Fomento rebaja las autopistas quebradas y solo quedan tres más caras que la AP-9