El autor del crimen de Betanzos huyó a Andalucía con la ayuda de un familiar antes de entregarse

La familia de la víctima pide la pena máxima para el detenido, que confesó el crimen ante el juez

El detenido declaró ayer en los juzgados de Betanzos, tras entregarse a la Guardia Civil
El detenido declaró ayer en los juzgados de Betanzos, tras entregarse a la Guardia Civil

betanzos / la voz

«Fui yo, estoy arrepentido y entregué el arma del crimen». Esa fue la frase con la que el colombiano Álex ?como era conocido en Betanzos, aunque empleaba otros nombres? se autoinculpó ayer en el juzgado de Betanzos de la muerte de Máximo Feliz, de 44 años, que murió la madrugada del día 30 de tres navajazos. Declaró a preguntas de su abogado, el penalista Manuel Ferreiro, tras entregarse el jueves voluntariamente, pero fue lo único que dijo, ya que quiere esperar el resultado de varias pruebas, entre ellas la autopsia del cadáver, para solicitar una acusación por homicidio, y no por asesinato, que podría recortar la pena de 25 a 10 años de prisión. El autor confeso del crimen huyó el día del suceso acompañado por un familiar, con el que estuvo en Andalucía y que puede enfrentarse a una condena por encubrimiento.

A la petición de atenuantes se opone la familia de la víctima. «Desde que lo mató, todos los días me pregunto lo mismo. Quiero saber por qué lo hizo». La que habla es Altagracia Feliz Ramírez, hermana de la víctima. Está todavía conmocionada. Altagracia, su hermana María y su madre acudieron ayer por la mañana a las dependencias judiciales de Betanzos donde el detenido prestaba declaración.

Ingreso en prisión

El Juzgado de Instrucción número 3 decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza en la cárcel de Teixeiro. La Justicia es ahora el consuelo de la hermana de la víctima: «La policía me llamó para decirme que lo habían entregado. Supongo que lo convencieron. Han destrozado a nuestra familia. A los que estamos aquí y a los de Santo Domingo. Su nieto, de 3 años, aún pregunta por Papito cuando ve una llamada de Galicia», relata entre lágrimas. Dice que aún no tienen abogado. «¿Si estoy más tranquila? Tal vez un poco. Temíamos que se fugara a Brasil o que nos hiciera daño», responde.

Su hermano murió tras recibir tres puñadas en la víspera de Nochevieja. Trabajaba de marinero en Canarias y había venido a visitarlas. Betanzos es un municipio pequeño. Máximo conocía al presunto agresor, con el que mantuvo una discusión en la calle antes de morir. «Su hermana llamó hace dos días a casa. Creo que quería disculparse, dijo que ella no tenía nada que ver. A nuestro hermano nadie nos lo puede devolver. No hay nada en el mundo que pague una vida. Pero, al menos, que tenga la pena máxima», pide.

«Todo apunta a que el detenido se entregó debido a la presión de saberse identificado por la Guardia Civil», señalan fuentes del instituto armado. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El autor del crimen de Betanzos huyó a Andalucía con la ayuda de un familiar antes de entregarse